Familias multiproblematicas. Educador Familiar

Este tema se engloba dentro de un marco de acción-reflexión que lucha contra la cronificación y la estigmatización de algunas familias, y no menos importante, para combatir contra la creencia general de que los Servicios Sociales «están para resolver carencias, agujeros, lo que falta…»; de que solamente están para los pobres, enfermos, ancianos u otros colectivos (carácter asistencialista y paliativo), lo que supone también una clara estigmatización de unos servicios para toda la comunidad. 
Debemos ser conscientes de que cualquier persona que entre en contacto directa o indirectamente con el centro de Servicios Sociales, de seguro tiene una opinión preexistente de qué significado social posee el lugar en que se encuentra o al que va a acudir. Por tanto, es presumible que se produzca un doloroso conflicto (no formulado en palabras) entre su petición y su dignidad menoscabada por acudir a un lugar que le señala o tipifica como carente.
Las familias multiproblemáticas reúnen muchas de estas características, son rechazadas por la sociedad y son clientes habituales de los Servicios Sociales, buscando en ellos ese carácter asistencialista y paliativo. Nuestro trabajo consiste en dar otra imagen, es decir, insertar a estas familias dentro de los parámetros sociales establecidos como normales por la cultura dominante y definir los Servicios Sociales como un gran complejo humano y de medios, trabajando de cara a la prevención y a la intervención social, en todas sus vertientes, e incluyendo a todos los miembros de la comunidad, no sólo a los más desfavorecidos.
Dentro de los más desfavorecidos se encuentran las familias multiproblemáticas. El concepto de familia multiproblemática (a partir de aquí utilizaremos las siglas FMP) es un concepto moderno, particular y prácticamente urbano. La sociedad actual se rige por dos requerimientos con un fuerte carácter conflictivo: la especialización y la adaptación a un escenario socioeconómico en constante cambio. Para alcanzarlos es necesario poseer además de formación académica y profesional, competitividad y capacitación personal. Todo ello facilita la promoción social y económica de los individuos, en un difícil mercado laboral. La sociedad define los objetivos sociales y personales, así como los medios considerados legítimos para conseguirlos, que no están en la misma medida al alcancede todos. El dinero, la valoración del poder, la abundancia material y el triunfo económico-personal por encima de todo y poca tolerancia al fracaso y a los fracasados, son la representación de la llamada cultura del bienestar.
La situación actual de la sociedad es tal cual se describe, con un claro desequilibrio crónico entre aspiraciones y oportunidades y grandes desigualdades sociales. Las capas sociales más bajas no alcanzan siquiera a entrar en el gran mercado económico porque carecen de muchas de las competencias sociales que hay que poseer hoy en día para mantener una posición social considerada como válida por la sociedad. Esta circunstancia encadena sentimientos y reacciones de desmoralización y rabia entre los grupos afectados.
La marginación no es un fenómeno de extraña procedencia, sabemos que es fruto de la propia dinámica social. La asimetría es la característica que marca las diferencias entre los grupos sociales. La marginación es, por tanto, la expresión de un conflicto psicosocial.
La respuesta a estas desigualdades sociales y al conflicto psicosocial van desde optar por conseguir metas diferentes a las propuestas socialmente, aceptarlas como tales, utilizar procedimientos no legítimos para conseguirlas o romper con los medios y las metas y aislarse de la sociedad.
EL PROCESO DE CONVERSIÓN EN FAMILIA MULTIPROBLEMÁTICA
El proceso a través del cual una familia o persona se va desvirtuando y definiéndose como multiproblemática, es un proceso dinámico como la misma sociedad, y se va asentando a partir de los siguientes elementos que, interrelacionados, no hacen más que favorecer y consolidar la marginalidad de estos individuos y familias (Comellas, C.; 1996):
Las FMP (aún sabiendo que cada familia tiene sus particularidades), se podrían definir por unas características comunes: estructura, dinámica, ejercicio de la parentalidad, etc.; tanto por compartir valores, creencias o modos de interpretar la realidad…
La intervención socioeducativa que llevemos a cabo con estas familias, estará determinada por numerosas características, que se pueden resumir en dos bastante definitorias: la capacidad para agotar los recursos y a los profesionales que intervienen, sin realizar cambios significativos y creando un desánimo lógico en los servicios.
La multitud de problemáticas entrelazadas que presentan, tanto a nivel familiar como individual, hace que las intervenciones sean valoradas como de alta dificultad, y ponen a prueba la resistencia y capacidad emocional de los profesionales que intervienen.
Normalmente acuden a los centro de Servicios Sociales para solicitar recursos y ayudas, que en muchas ocasiones tienen agotadas o son imposibles de proporcionar, lo que genera el alejamiento temporal de la familia y la impotencia del profesional ante tal situación caótica y angustiante que irradia y oprime. Los profesionales han de tener en cuenta que estas familias generan un paralelismo funcional que se fundamenta en la acción y no en la reflexión.
Además de los Servicios Sociales, estas familias discurren en un continuo ir y venir por muchas otras instituciones sociales. En más de una ocasión, de seguro, quedaremos perplejos ante la experiencia y los conocimientos de la familia sobre el funcionamiento asistencial-institucional y nos sentiremos como marionetas viendo como la relación la marcan ellos: inmediatez, dificultad de resolución de conflictos, violencia, dependencia, cronicidad. Es bastante difícil para los profesionales capear tal cúmulo de sentimientos y actitudes que directa o indirectamente les están proyectando: desesperanza, desilusión, impotencia, resignación, cansancio, pasividad…, entre otras.
Estas familias provocan gran contrariedad y muchos interrogantes. Los profesionales suelen preguntarse si realmente quieren cambiar, e incluso se plantean si eso puede ser posible. ¿Quién quiere el cambio?, es la pregunta, y la respuesta es: más el profesional que la familia. 
Con estás familias no trabajamos solos; si son familias menos problemáticas ya intervienen otros contextos (médicos, profesores, jueces, policias…). Con las FMP estos servicios se duplican y están continuamente presentes, principalmente los servicios especializados en infancia, debido sobre todo a las mútiples situaciones familiares en las que los menores sufren un total o casi total abandono generalizado (atenciones y cuidados básicos, educación, relaciones sociales, ocio…).
Tengamos, pues, en cuenta el marco contextual y social en el que se encuadran las FMP (poseer estos conocimientos ayudarán a afrontar las dificultades iniciales). No se puede obviar la interrelación de variables y características geográficas, de hábitat, de expectativas laborables y de economía sumergida; o de variables socio-educativas y culturales y la existencia de recursos públicos y privados, que responden a las necesidades de la población.
Si concretamos un poco más tendremos que las FMP, generalmente, se encuentran viviendo en contextos sociales de alto riesgo, que se caracterizan por tener muchas y graves carencias, y en los que domina la pobreza económica y la dificultad para ascender socialmente. Estas zonas degradadas se pueden considerar también como multiproblemáticas. Las personas que habitan en esos lugares necesitan de un funcionamiento más óptimo para desenvolverse adecuadamente y de que su entorno les proporcione más recursos.
El maltrato social estructurado, en su forma más ejemplar, se conoce como pobreza. Aún sabiendo que existen numerosos focos de pobreza y marginación no debemos generalizar a todas las personas o familias pobres como desestructuradas o multiproblemáticas. Existen familias con escasos recursos que cuidan a sus hijos y los educan adecuadamente áun a pesar de la miseria.
También es cierto que la falta de medios y de competencias sociales reconocidas; así como las dificultades para cubrir las necesidades diarias y para proporcionar los elementos educativos necesarios, incrementan el riesgo de marginación, la tensión familiar y el estrés individual, facilitando la aparición y mantenimiento de comportamientos distorsionados y dificultando la posibilidad de una reacción eficaz ante su manifestación. 
Los valores personales y culturales, tan importantes para mantener el equilibrio personal, se desmoronan y se da comienzo entonces a una dinámica circular de difícil ruptura. Esta dinámica cada vez se hace más patente y ahogante, basada en la inmediatez de las actividades, que predispone a la negligencia y pasividad social y a la preponderancia de actividades sumergidas para poder garantizar la supervivencia. Cuando la personalidad se construye en un contexto cultural como el descrito, difícilmente se puede decir que el individuo en desarrollo está creciendo en un contexto favorable. 
EL CONTEXTO DE ALTO RIESGO SOCIAL (Comellas, C., 1996)
Cuando necesidades básicas y esenciales de las personas, como la identidad, la autoestima y la seguridad no se satisfacen, puede surgir la anomia, la dolencia colectiva. Los adultos que viven en una situación de anomia social están al margen de los límites admitidos por el sistema sociocultural, con lo cual sus formas de relación pueden estar marcadas por la agresividad y la violencia a causa del malestar que provoca la insatisfacción entre el deseo y su realización, por la ausencia de reguladores que permitan encauzar y resolver este malestar.
[ A) Características del contexto:
1. Precariedad económica. Debido a la falta de recursos personales y la poca capacitación laboral y formativa:
– Inestabilidad laboral importante, y una tasa de paro muy elevada.
– Prevalece como modus vivendi una economía sumergida, actividades ilegales, inestables, provisionalidad.
– Supervivencia diaria, unida en muchas ocasiones a las instituciones de la zona.
2. Vivienda: Condiciones precarias de habitabilidad. En algunas zonas, las viviendas son antiguas, con riesgo de hundimiento, en condiciones ilegales de contratación, y con alquileres desproporcionados a las condiciones. En general, los problemas más usuales son de ocupación de viviendas, desahucios, realquileres,… que dan un carácter inestable y de movimiento al espacio vital. Dificultades en la organización y limpieza, con lo que las condiciones higiénicas no son adecuadas. Poco espacio en relación al grupo de convivencia, hacinamiento.
3. Alta incidencia de problemáticas entrelazadas. Prostitución, drogadicción, tráfico de drogas, delincuencia.
– Mucha población con problemáticas individuales, problemas de salud mental, cronicidad y deterioro.
– Número elevado de estructuras familiares desorganizadas.
4. La calle como espacio socializador: espacio de relación y de intercambio que en muchos casos se convierte para los niños en espacio socializador alternativo a su familia. Es también donde se realiza la actividad laboral dentro de una economía sumergida marginal. Muchas de las problemáticas del contexto se dan en el espacio de la calle: prostitución, consumo de drogas, delincuencia, tráfico de estupefacientes… Los modelos de identificación no son los más adecuados.
5. Peligro externo.
6. Tasa elevada de problemática de infancia. Contexto de riesgo para el desarrollo infantil. Los menores que nacen en un contexto desfavorecedor ya se encuentran en una situación de desventaja y/o riesgo en relación con otros niños.
7. Concentración de servicios e instituciones sociales. Son contextos donde las instituciones sociales son múltiples, tanto públicas como privadas. Cubren y dan respuesta a las necesidades individuales, familiares y sociales del territorio, tanto en lo material como complementando y sustituyendo, en algunos casos, las funciones parentales hacia los menores.
8. Delegación. El cuidado de los niños se convierte, en muchos casos, en un intercambio de la actividad económica marginal. Vecinas cuidadoras se encargan de la atención de los niños a cambio de dinero. Otro tipo de delegación característica es en la familia extensa, y aquí aparece la figura de las abuelas. La estructura en estas familias se altera en su ciclo vital, ya que las madres o están incapacitadas para poder atender a sus hijos, por problemas sociales, o por estancia en prisión… o utilizan la delegación como medio de independizarse. Delegación en los servicios de la responsabilidad y solución de la situación en que se encuentran.
9. Indiferencia substancial delante de los problemas de reconocimiento legal de las situaciones y de los vínculos familiares. Ilegalidad presente en muchos de los aspectos de la vida: trabajo, vivienda, delitos, etc.
10. Contexto en constante situación de crisis. Puede producir el enquilosamiento de las dinámicas redundantes y la homeostasis, al ser crisis entorno a la circularidad, y no producirse cambios cualitativos de las situaciones: peligro de homeostasis relacional, cronicidad, (equilibrio y acomodación a la situación).
11. Contextos aglutinados o desligados. Los aglutinados tienden a tener límites muy cerrados con el exterior. Establecen normas y reglas propias en las que es difícil incidir: aislamiento social.
Los desligados, al contrario, tienen límites laxos con el exterior. No hay un sentido de pertenencia ni de identificación con el grupo de convivencia en cuanto a reglas compartidas. Se deriva un caos y desorganización, que es común a los que viven en el territorio. Permeables al contagio del caos. Contexto no contenedor y pobre en cuanto a resolución de problemas dentro de la propia comunidad: aislamiento social.
12. En este tipo de territorios se produce una inestabilidad importante de población, con continuos cambios. Por la capacidad caótica de absorción, se da mucha población flotante. La característica de permisividad con lo ilegal también da cabida a mucha población que no podría vivir en otros territorios, como los emigrantes ilegales. Esto propicia gran cantidad de población no censada y transeúntes.
13. Son contextos donde la política social debe poner a prueba el gran dogma de la justicia social; produciendo la gran contradicción de la penalización de la desigualdad, al haber creado unas expectativas y necesidades sociales que en estos contextos no se pueden alcanzar si no es ilegalmente o dependiendo de los servicios públicos en sus necesidades básicas.
14. Contexto relacional, basado en relaciones de violencia y poder. Las habilidades de comunicación no pasan por la negociación. Relaciones ausentes de empatía o capacidad de entender o comprender el punto de vista del otro. Son comunicaciones unidireccionales.
[ B) Valores sociales y personales dominantes que se transmiten 
– Cultura de la inmediatez.
– Lo importante es ganar dinero, sin demasiado esfuerzo y de una manera rápida. Lo importante es sobrevivir.
– Privación y carencia. No satisfacción de las necesidades psicológicas, educativas, sociales o culturales. Desaliento.
– Inconstancia. Desorganización de la vida cotidiana.
– No intimidad. Dificultad para la diferenciación e individualización de los miembros. No se elaboran sentimientos de propiedad.
– Dificultades para planificar a largo plazo.
– Pasividad. Ausencia de proyecto familiar: no estimulación ni motivación para mejorar. No hay expectativas.
– Satisfacción rápida de los deseos, impulsividad interior, comportamiento basado en la acción y no en la reflexión: Contextos actuantes y no pensantes.
– Modelo de identificación externo, pobre y donde la autoestima y el autoconcepto es bajo.
– Contexto peligroso: constante alerta, defensa, incremento de la tensión personal, continuamente leyendo las posibles situaciones de peligro.
– Desconfianza en el mundo externo y en la gente: disminución de la seguridad interna y externa, el mundo es amenazante.
– Funcionamiento e interés de los adultos como prioritarios, en detrimento de los intereses de los niños: funcionamiento adultista.
– Potencian, o bien actitudes sumisas, que perpetúan la dificultad de autonomía, o bien actitudes superficiales en función del beneficio que proporcionan.
– Falta de referencia de adultos, como figura de apego.
– Relativismo normativo. O no hay reglas fijas, o estas no coinciden con las sociales: confunsión en la manera adecuada de comportamiento, entre lo bueno y lo malo, entre lo lícito y lo ílicito, lo legal y lo ilegal: patrones sociales desorganizados.
– Desesperanza. Desilusión. Actitudes reactivas o depresivas.
– Desconfianza de lo externo. Miedo a lo distinto. Al no existir intercambio con otros sistemas externos, no se pueden reevaluar actitudes, comportamiento y creencias, y no se dificulta la adaptación a otros medios: no existe un aprendizaje interactivo, y se desconocen los códigos de comunicación y sociales, más allá de su propio contexto y familia, reducción del campo de participación y acción social: inseguridad personal en la actuación.
– Baja autoestima personal. No confianza en las capacidades y posibilidades personales. Los sentimientos negativos producen acciones negativas.
– Crecimiento basado en relaciones de desigualdad.
Las FMP presentan unos rasgos que las hacen particularmente diferentes en relación al resto de familias (como ya hemos visto, y es necesario reiterar, no todas las familias que conviven en contextos de alto riesgo social y en situaciones de desventaja son multiproblemáticas).
Las particularidades de las FMP se concretan, a groso modo, en que inciden en un mayor número de acontecimientos paranormativos (inesperados y estresantes, de difícil adaptación; y suelen darse en dos o más miembros de la familia), y que a su vez disponen de un menor nivel de recursos para hacerles frente.



Curso a distancia toda España y Latinoamerica: EDUCADOR-A FAMILIAR: Intervencion con familias en riesgo de exclusion social
 

Duración: 700 horas.

Diploma acreditativo.

El curso está dividido en tres módulos:
Módulo 1: Educador/a Familiar:
Duración: 300 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
Precio total: ofertas
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
Precio total:  ofertas
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
Precio total:  ofertas

Los alumnos que estén realizando o hayan realizado el curso de Educador Familiar (300 h.),  solamente deben realizar el Módulo 2 y 3. El alumno puede matricularse en los tres módulos a la vez o de uno en uno.

Solicitar mas informacion

Formacion a distancia toda España y Latinoamerica

Ofertas y Descuentos http://animacion.synthasite.com



ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

Formacion permanente y a distancia de educadores/as y animadores/as socioculturales


DESTINATARIOS:  
Trabajador Social, Pedagogo, Educador Social, Educador de Calle, TASOC, TISOC o TSIS, Mediador Social, Dinamizador Juvenil, Mediador Juvenil, Animador Sociocultural, Educador Familiar, Profesorado, Monitor de Campamento, Monitor de Ludoteca, Dinamizador Cultural, Monitor de Discapacitados, Monitor de Granja Escuela, Tecnico Casa de Juventud, Tecnico de Informacion Juvenil, Formador de Formadores, Tecnico en Integracion Social, Educador Social, Educador Infantil, Tecnico en Jardin de Infancia, Educador Centro de Acogida, Terapeuta, Orientador Educativo, Mediador Juvenil, Educador Sexual, Monitor de Tiempo Libre, Tecnico de participacion social, Mediadores Sociales, Experto en reinsercion de expresidiarios, Trabajador Familiar, Tecnico social de soporte a trabajadores inmigrantes, Monitor de comedor escolar, Dinamizador de actividades extraescolares, Asistente especializado en atencion a la mujer, Gestor de entidades no lucrativas, Orientador Profesional, Insertor laboral, Cuidador, Ludotecario, Educador ambiental, Logopeda, Terapeuta Ocupacional, Monitor de Tiempo Libre, Trabajador Social, Pedagogo,Tecnico en prevencion y asistencia a la violencia de genero, Animador Deportivo, Animador de la tercera edad, Gestor de Animacion Sociocultural, Coordinador de Educadores, Agente en desarrollo local, Consultor social.. estudiantes de Psicologia, Sociologia, Magisterio, Pedagogia, Psicopedagogia, Trabajo Social, Educacion Social, Educacion Infantil, Integracion Social, Enfermeria, Auxiliar de Clinica… asociaciones, instituciones, colectivos, centros civicos, dirigentes de asociaciones…
 
Curso a distancia: PSICOLOGIA PARA EDUCADORES/AS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: APRENDER A ENSEÑAR. FORMACION DE FORMADORES
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: EXPERTO EN EDUCACION FAMILIAR
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: TECNICO EN PREVENCION DE DROGODEPENDENCIAS Y ALCOHOLISMO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EXPERTO EN LUDOTECAS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR FAMILIAR. INTERVENCION CON FAMILIAS EN RIESGO DE EXCLUSION SOCIAL
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: INTERVENCION CON COLECTIVOS DESFAVORECIDOS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: TECNICO EN ORIENTACION E INSERCION LABORAL
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL INTERCULTURAL -EDUCADOR CON INMIGRANTES-
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EXPERTO EN VIOLENCIA JUVENIL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: ANIMADOR SOCIOCULTURAL CON PERSONAS MAYORES
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN PREVENCION DE DROGODEPENDENCIAS
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN PREVENCION DEL ALCOHOLISMO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR FAMILIAR
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MONITOR ESPECIALISTA EN DINAMICA DE GRUPOS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MONITOR EN INTEGRACION DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL EN EL TIEMPO LIBRE
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR HOSPITALARIO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN PREVENCION DE MALOS TRATOS Y VIOLENCIA DE GENERO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: INTELIGENCIA EMOCIONAL Y AUTOESTIMA PARA EDUCADORES-AS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR EN MARGINACION E INADAPTACION SOCIAL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: ANIMACION Y ACTIVIDAD FISICA CON PERSONAS MAYORES
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR ESCOLAR EN VIOLENCIA
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: INTERVENCION CON ADOLESCENTES EN RIESGO 
Y CONFLICTO SOCIAL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MONITOR DE LUDOTECAS
Matricula abierta todo el año.


Curso a distancia: MONITOR DE JUEGOS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EXPERTO EN EDUCACION DE CALLE
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR EN MEDIO ABIERTO – EDUCADOR DE CALLE –
Matricula abierta todo el año.

  Tambien para Latinoamerica

 


ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

 

A %d blogueros les gusta esto: