CURSO a distancia toda España y Latinoamerica:

EDUCADOR/A FAMILIAR

Duración: 300 horas.
Matricula:   100 euros(+ envio+4%iva)
Diploma acreditativo.
MATRICULA ABIERTA TODO EL AÑO.
DIPLOMA acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificacion
DESTINATARIOS:
Trabajador Social, Pedagogo Social, Educador Familiar, Profesorado, Formador de Formadores, Técnico en Integración Social, Educador Social, Terapeuta, Orientador Educativo,  Sociologo,  Psicopedagogo,…

OBJETIVO GENERAL DEL CURSO:

Se pretende que el alumn@ vaya adquiriendo una serie de capacidades entorno al desarrollo de la dimensión educativa de la familia, que contribuyan al progreso integro de la misma y de sus miembros en los ámbitos personal, afectivo, de relación interpersonal y de actuación e inserción social. Así también se espera que este Curso proporcione al Alumn@ los conocimientos, habilidades y estrategias básicas para desempeñar la función de Educador/a Familiar.

Estas capacidades a conseguir son:

– Utilizar críticamente los conocimientos entorno a la Familia en el ámbito biológico, psíquico y social con el fin de sustituir las concepciones basadas en prejuicios y creencias infundadas por conocimientos ciertos.
– Desarrollar y aplicar estrategias personales y colectivas en el análisis y resolución de problemas que se les presenten en su vida en relación a la educación y a la familia en sí, siendo capaces de buscar respuesta a las dudas que se les planteen sin esperar que sean los demás los que les den todo hecho.
– Trabajar en pro de una educación personal e integral que se caracterice por:
–    Fomentar actitudes positivas de respeto, comprensión, tolerancia.
–    Fomentar la comunicación y enseñanza de habilidades sociales.
–    Fomentar la escucha activa.
–    Fomentar su propia formación, autoobservación, ser capaces de buscar respuestas a los interrogantes, y ayudar a los familias a tener esa misma actitud investigadora y crítica.
– Desarrollar la autocompetencia, el compromiso y la responsabilidad de educar a las familias sin elementos discriminatorios y estigmatizantes y adquiriendo las habilidades necesarias que permitan realizar su tarea educadora de forma sana, eficaz y responsable.
– Asumir una ética social y personal adoptando actitudes de igualdad, respeto y responsabilidad en las relaciones interpersonales, tanto con sus compañeros de trabajo como con las familias con las que trabaje. Buscando también la reciprocidad en los mismos.
– Como educadores, ser críticos con nuestras actitudes negativas y prejuicios, para que no los transmitamos a las personas con las que trabajamos, practicando actitudes tolerantes, abiertas y respetuosas con la individualidad.

Así mismo, debemos conocer cuáles son las metodología, recursos y materiales con los que contamos a la hora de hacer educación familiar.

A %d blogueros les gusta esto: