Educacion de Calle. Educadores de Calle

Intervencion en Medio Abierto

La ciudad y el miedo.

La sociedad es violenta porque se fomenta la violencia desde intereses personales, económicos y políticos, que conforma un ciclo de opresión, abuso y represión.

 Los Educadores trabajamos habitualmente con personas que son víctimas de esta violencia, y que presenta a nuestro alrededor distintas caretas:

– El paro, porque genera frustración, impotencia

– El trabajo, cuando la mano de obra es barata o se utilizan menores
– El alcoholismo, que hace insoportable la convivencia y el desarrollo armonioso de la familia,
– Las drogas, que envenenan la mente antes que las venas.
– Los malos tratos
– Los medios de comunicación que fomentan el consumismo,
– El racismo, la intolerancia, la xenofobia, los prejuicios o el etiquetamiento de los “diferentes”.
– La injusticia de la Justicia
– La escuela cuando no se adapta a las personas a las que trata de educar
– El hábitat urbano cuando está degenerado, contaminado,…

LA CALLE

¿Qué conocemos por calle?: La calle es el espacio público separado de la vivienda y del espacio privado. Por eso no hay una sola calle, sino muchas y muchos también los espacios: muros, jardines, esquinas, plazas, mercados, estaciones, túneles, vías, campos, soportales, parques, escaleras, terrenos baldíos, construcciones abandonadas… que servirán de territorio temporal para ser utilizados por el joven según las circunstancias.
La calle, como espacio de uso público, separado de la vivienda u otros establecimientos privados, tiene sus orígenes en el siglo pasado, ya que en el XVIII todavía calle y vivienda no se distinguían de lo público o privado. Fue la revolución de la burguesía quien creo esa separación, apoyada por las nuevas estructuras sociales y políticas. Los niños y jóvenes no podían permanecer en la calle si no eran acompañados de adultos, aunque los cambios sociales provocaron que para muchos se convirtiera en un lugar de residencia obligada, apropiándose de la calle para uso privado.
LA CONDUCTA ANTISOCIAL

La conducta antisocial se refiere a cualquier conducta que refleje el infringir reglas sociales y/o una acción contra los demás. Incluyen una amplia gama de actividades: Agresividad, hurtos, vandalismo, piromanía, mentira, absentismo escolar y huidas de casa, así como cualquier actividad contra el entorno -personas o propiedades-.

El trastorno de conducta está definido por la aparición de peleas, rabietas, absentismo escolar, destrucción de la propiedad, desafiar o amenazar a otros… En general, suelen aparecer síntomas relacionados con la hiperactividad: exceso de actividad motriz, agitación, impulsividad, falta de atención. Otros trastornos asociados: alborotos, alardes, culpar a los demás, formas suaves frente a agresiones, hurtos, vandalismo, etc.

Toda esta sintomatología va acompañada de un proceso atributivo y cognitivo, es decir, que van a interpretar a estos chicos como hostiles.

Podemos hablar de una serie de características familiares, de tal forma que las prácticas disciplinarias de padres/madres están asociadas a trastornos de conducta: disciplinas excesivamente duras o relajadas e inconsistentes, poco afecto y poco apoyo emocional, poca participación familiar y patrones comunicativos defensivos. La relación entre padre/madre está caracterizada por infelicidad, conflictos personales y agresiones.


Como síntomas incluidos para el diagnóstico podemos señalar:

1. Absentismo escolar.
2. Escapadas de más de un día, al menos dos veces, cuando se vive en casa.
3. Consumo de alcohol y otras sustancias antes de los 13 años. Consumo reiterado en los últimos seis meses.
4. Sustraer objetos sin enfrentarse a la víctima -ej.: almacenes, casas…-.
5. Destrucción deliberada de la propiedad ajena.
6. Incendiar con intención de causar daño.
7. Forzar la entrada a la casa, edificio o coche ajeno.
8. Iniciar peleas con otros que no viven en casa.
9. Ser cruel con los animales.
10. Ser cruel con las personas.
11. Robar, enfrentándose a la víctima -asaltar, robar bolsos…-.
12. Emplear un arma en más de una ocasión -cuchillo, pistola, ladrillo, botella rota…-.
13. Mantener relaciones sexuales a cambio de dinero, objetos o drogas.
14. Forzar a alguien sexualmente.

(Criterio diagnóstico del DSM IV, APA, 1991)

Para diagnosticar tal conducta como antisocial es necesario que se cumplan, al menos, tres síntomas durante un período de seis meses.



El Educador trabaja -entre otros colectivos- con «los hijos de la calle», con esos niños, adolescentes y jóvenes que tienen una serie de elementos comunes fruto de las carencias y del proceso de sociabilización padecido:
 
– viven normalmente en la ciudad;
– huyen de un hogar carencial, donde las relaciones familiares son débiles (si las hay);
– improvisan juegos y aventuras en cualquier rincón, nave abandonada, terreno abierto…; – se trata de estrategias de supervivencia-;
– necesitan afecto, estímulos, comprensión, confianza, apoyo…;
– tienen baja autoestima y un autoconcepto deteriorado;
– están escasos de vínculos duraderos;
– poseen escasa capacidad de asombro (se hacen adultos a destiempo);
– han sido sobreprotegidos por la madre e ignorados por el padre;
– rechazan cualquier autoridad formal que quiera imponerles unas normas para ellos ajenas a su vida;
– se sienten inferiores, porque carecen de bienes, de formación…;
– su rendimiento escolar es bajo y abandonan la escuela tempranamente;
– no programan, no hacen previsión de futuro (viven el presente sin importarles el futuro);
– tienen dificultades para mantener la atención, porque casi nada les motiva;
– tienen falta de perseverancia porque desean «vivir el presente»;
– tienen un desarrollo moral escaso;
– muestran una aparente dureza exterior, que les permite defenderse ante cualquier ataque externo;
– corren riesgos específicos inherentes al ambiente donde se desenvuelven.

EL EDUCADOR DE CALLE.

Ser Educador es, sobre todo, una actitud ante la vida, una forma de relacionarse, de acompañar, de comprometerse… y capaz de acompañar al otro en la construcción de un proyecto de vida. Así debe ser el Educador de Calle:
-Un profesional que recorre calles, bares, campos de juego, rincones… en busca de chavales a los que ofrecer amistad, ayuda, apoyo, vivencias, alternativas…
-Un profesional que es crítico con la sociedad.
-Un adulto cualificado que sirve de referencia a niños y jóvenes, poniendo a su disposición los medios necesarios para que pueda concienciarse de su situación personal y del entorno.
-Un Educador social de medio abierto cuyo objetivo son los adolescentes y jóvenes con problemas de inadaptación social, marginación, delincuencia y predelincuencia, utilizando la pedagogía de la relación.
-Una persona con vocación solidaria por los niños y jóvenes menos favorecidos que tiene una tarea educativa no formal.
-Una persona que se integra en el tejido social de un barrio y en su dinamismo transformador.
-Una persona que educa por contacto, que inicia caminos inéditos con el chaval para hallar las respuestas más convenientes.
 

A.J. Colom en su libro «Modelos de intervención socioeducativa» refleja diferentes conceptos a la hora de definir al Educador de Calle, aunque también en otras publicaciones se hace referencia a esta figura:

A)»Un trabajador, cuyo marco de trabajo es fundamentalmente la calle, por ser éste un ámbito esencial de socialización al que no llegan las instituciones. Su acción educadora va dirigida a los niños y jóvenes con problemas de inadaptación social con los que lleva un tratamiento a la vez personal y grupal. Es un adulto que sirve de referencia e identificación al menor y es testigo de la realidad de éste. Su función es facilitar los medios necesarios para que pueda tomar conciencia de sí mismo y de su situación en el entorno y atender sus demandas más urgentes a todos los niveles, utilizando para ello todos los recursos existentes en la comunidad.» (Definición propuesta en las V Jornadas Nacionales sobre Inadaptación Social y Recuperación de Menores. Madrid, 1983).

B)»La función del Educador de Calle estriba en el contacto con niños y jóvenes del barrio no institucionalizados y que ofrezcan problemas de predelincuencia o delincuencia, con la finalidad de hacer de puente entre el joven y su entorno, permitiéndole así una inserción progresiva y crítica en su mundo sensibilizándolo, además, en los problemas de este último»

C)»Los Educadores de Calle, relacionados con los servicios de atención a la infancia y adolescencia del barrio, trabajan con adolescentes y jóvenes con problemas de inadaptación, a fin de tratar la delincuencia juvenil. Trabajan en un medio abierto y utilizan las instituciones como apoyo a su labor.» (Quintana Cabanas, José María. « Pedagogía social «. pág. 431.)

D) Por su parte, Pius Frasnoy (1977), coordinador del Departamento de Prevención de la Delincuencia del área de servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona, afirma que el Educador de Calle:
-»Actuará como elemento catalizador entre los grupos antagónicos: el barrio y el joven.»

Un «nuevo» educador entre los jóvenes:

El Educador de Calle no trabaja únicamente con drogadictos, delincuentes, jóvenes extravagantes, etc., por tratarse de sujetos y objetos de programas e intervenciones específicas, sino que su acción entre la juventud está motivada porque están en una etapa de la vida en la que servirá de ayuda para acompañar en esas situaciones de conflicto inherentes a la adolescencia. El Educador trata de que las vivencias que acumula el joven puedan ser positivas y sirvan de bagaje para su futuro adulto. Y lo hace desde esos espacios significativos, los ámbitos, los tiempos y las actividades donde ellos están y hacen: Rincones, calles, centros culturales, bares, asociaciones… Para que el joven se mantengan en una entorno educativo harán falta delegados educativos que acompañen, apoyen, sugieran, hagan de puente, etc. Si no se potencian este tipo de medidas de atención es fácil que muchos jóvenes tengan dificultades especiales en el proceso de incorporación social, con lo que el conflicto se agudizará todavía más.



FUNCIONES DEL EDUCADOR DE CALLE

Cada día son más las instituciones, administraciones públicas y asociaciones que cuentan en sus plantillas en el campo de lo social con educadores de calle, lo que permitirá sin duda clarificar progresivamente sus funciones. Es difícil aunar criterios para perfilar de forma concisa la complejidad de tareas que puede tener este educador, a la vista de la cambiante realidad social que aconseja adaptaciones rápidas y acomodaciones que exige el nuevo entramado que forman los grupos de su práctica.

Conocidas son sus tareas hasta el momento y que forman parte de su quehacer diario:

– Detección de las dificultades sociales y sus causas.
– Relación con las instituciones.
– Relación y diálogo con los destinatarios.
– Reeducación e intervención para la mejora de las relaciones interpersonales.
– Organización de la vida cotidiana en el ámbito individual y grupal.
– Animación grupal y comunitaria.
– Formación, información y orientación.

ESTILOS DE EDUCADORES DE CALLE

Como esta es una realidad que se da en no pocos estamentos podemos hacer una relación de educadores tipo resignados algunos a «ejercer» su función de formas diversas y bajo el control de las entidades contratantes:

Educador de Calle pasivo: Se trata de un personaje impasible, sin relevancia, conformista, sin ambición por lo que hace, indiferente, condescendiente. Ni se implica, ni se complica, ni se replica.
Educador de Calle tecnificado: Es demasiado riguroso en cuanto a métodos, estrategias, teorías científicas… Podríamos llamarlo «educador de manual», para el que no caben innovaciones o aportaciones propias.
Educador de Calle adaptado: Se dedica a prestar servicios sin demasiadas ilusiones, con mediocridad, escaso en sus pretensiones, con poco empeño y vagas intenciones. Simplemente «cumple» con los mínimos exigidos.
Educador de Calle convencido: Es un personaje optimista, creativo, motor de cambios, que apoya iniciativas, estimulador de grupos, activo, equilibrado, realista. Sus miras están en el desarrollo pleno del individuo y la transformación de la comunidad.



EL EDUCADOR DE CALLE Y LAS DROGODEPENDENCIAS

En el campo de las drogodependencias, y más concretamente en los equipos multiprofesionales, no existe tradición de incorporar la figura del Educador de Calle, cuando por otra parte es fundamental tanto a nivel de trabajo preventivo como de recuperación social. La educación de calle permite un trabajo más específico, más cercano a la realidad y con una metodología diferente.

Su propia definición responde al ambiente donde ejerce su trabajo y a la función específica que desempeña y su ámbito de su actuación profesional hace referencia a un tipo de educación no formal. Pero el Educador de Calle es algo más que un técnico, es alguien capaz de racionalizar su propia existencia, contrastarla y proyectarla a los demás para que sean dueños de sus vivencias concretas y de las posibilidades para conseguir conducirse en la sociedad con responsabilidad.

Funciones a desarrollar en la calle:

Se desenvuelven en el espacio calle a través del trabajo de atención de problemáticas individuales, grupales o de la comunidad. Aquí cabrían las relacionadas con la información, orientación y asesoramiento de personas y grupos junto con la estrecha coordinación con el equipo multidisciplinar o institución a la que pertenece. Es la intervención propiamente educativa que desarrolla el educador para dar forma a los objetivos educativos que ha marcado con y para cada individuo y grupo a través de:

* La toma de conciencia de los problemas, provocando cambios de actitudes.
* El desbloqueo de las obstrucciones que entorpecen su desarrollo.
* El proceso de integración social.
* La capacitación en habilidades que permitan una mayor independencia.
* El descubrimiento de situaciones rechazo social.
* La prevención de otras circunstancias de riesgo que puedan derivar hacia la marginación social.
* Análisis de las demandas individuales y sociales y generación de respuestas que provoquen un crecimiento personal y grupal.
* Derivación de propuestas hacia otros servicios (asociaciones, organizaciones, instituciones) y seguimiento de las mismas, etc.
* La concienciación de la comunidad como copartícipe en la búsqueda de soluciones y alternativas a sus problemas.
* La animación a la participación en tareas comunitarias.

 
El Educador de Calle está comprometido con el cambio social. Es un inconformista con el sistema. Le interesan los sujetos en particular, pero también la intervención comunitaria, para permitir que individuos que ahora están al margen puedan incorporarse de nuevo al lugar de donde fueron apartados. Por eso se relaciona o compromete con todos los estamentos de la comunidad, a los que trata de informar, orientar, dar pistas, sugerencias e indicaciones de la necesidad de «readmitir» a todos los miembros que adolecen de «escasa educación». Asimismo pedirá que la comunidad se exprese, dialogue, aporte sugerencias y tome iniciativas constructivas en favor de los jóvenes con conflictos cronificados.
 
CÓMO ACTUAR

La visión que tengamos del «sujeto en conflicto» antes de iniciar una intervención personalizada es importante. Una visión que prejuzgue, califique o etiquete, condenará al fracaso nuestro proyecto. Habrá que entender al sujeto en su conjunto, su realidad y circunstancias, respetando su forma de ser y entender la vida, aunque no la compartamos.

El «sujeto en dificultad» no ha sabido, no le han enseñado o no ha podido socializarse con nomalidad, por lo que entra en conflicto con el entorno, pero ¿deja por ello de ser una persona con ausencia de vida interior, apática y desmotivada hacia todo lo que le rodea? Desde luego que no. Estos individuos también tienen opciones, una forma de ser y actuar, de entender la vida. Sus metas y objetivos no difieren demasiado de los de cualquier otra persona: Bienestar, dinero, posición, afecto… Lo que ocurre es que a menudo utilizan medios ilícitos para conseguirlos: Drogas, robos, chantajes, violencia… Y ésto lo hacen de forma impulsiva, sin prever las consecuencias negativas o valorar otros métodos con resultados a más largo plazo. Por eso el Educador debe enseñar a retrasar las gratificaciones, a que sólo renunciando a pequeñas gratificaciones se pueden alcanzar otras mayores; ayudando al joven a descubrir sus potencialidades internas para que pueda generar caminos permitidos que no sean antagónicos con lo que la sociedad espera de él.

 


Ofertas y Descuentos http://animacion.synthasite.com

DESTINATARIOS:  

Trabajador Social, Pedagogo, Educador Social, Educador de Calle, TASOC, TISOC o TSIS, Mediador Social, Dinamizador Juvenil, Mediador Juvenil, Animador Sociocultural, Educador Familiar, Profesorado, Monitor de Campamento, Monitor de Ludoteca, Dinamizador Cultural, Monitor de Discapacitados, Monitor de Granja Escuela, Tecnico Casa de Juventud, Tecnico de Informacion Juvenil, Formador de Formadores, Tecnico en Integracion Social, Educador Social, Educador Infantil, Tecnico en Jardin de Infancia, Educador Centro de Acogida, Terapeuta, Orientador Educativo, Mediador Juvenil, Educador Sexual, Monitor de Tiempo Libre, Tecnico de participacion social, Mediadores Sociales, Experto en reinsercion de expresidiarios, Trabajador Familiar, Tecnico social de soporte a trabajadores inmigrantes, Monitor de comedor escolar, Dinamizador de actividades extraescolares, Asistente especializado en atencion a la mujer, Gestor de entidades no lucrativas, Orientador Profesional, Insertor laboral, Cuidador, Ludotecario, Educador ambiental, Logopeda, Terapeuta Ocupacional, Monitor de Tiempo Libre, Trabajador Social, Pedagogo,Tecnico en prevencion y asistencia a la violencia de genero, Animador Deportivo, Animador de la tercera edad, Gestor de Animacion Sociocultural, Coordinador de Educadores, Agente en desarrollo local, Consultor social.. estudiantes de Psicologia, Sociologia, Magisterio, Pedagogia, Psicopedagogia, Trabajo Social, Educacion Social, Educacion Infantil, Integracion Social, Enfermeria, Auxiliar de Clinica… asociaciones, instituciones, colectivos, centros civicos, dirigentes de asociaciones…
 
Curso a distancia: PSICOLOGIA PARA EDUCADORES/AS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: APRENDER A ENSEÑAR. FORMACION DE FORMADORES
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: EXPERTO EN EDUCACION FAMILIAR
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: TECNICO EN PREVENCION DE DROGODEPENDENCIAS Y ALCOHOLISMO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EXPERTO EN LUDOTECAS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR FAMILIAR. INTERVENCION CON FAMILIAS EN RIESGO DE EXCLUSION SOCIAL
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: INTERVENCION CON COLECTIVOS DESFAVORECIDOS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: TECNICO EN ORIENTACION E INSERCION LABORAL
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL INTERCULTURAL -EDUCADOR CON INMIGRANTES-
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EXPERTO EN VIOLENCIA JUVENIL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: ANIMADOR SOCIOCULTURAL CON PERSONAS MAYORES
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN PREVENCION DE DROGODEPENDENCIAS
Matricula abierta todo el año.
Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN PREVENCION DEL ALCOHOLISMO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR FAMILIAR
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MONITOR ESPECIALISTA EN DINAMICA DE GRUPOS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MONITOR EN INTEGRACION DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL EN EL TIEMPO LIBRE
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR HOSPITALARIO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN PREVENCION DE MALOS TRATOS Y VIOLENCIA DE GENERO
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: INTELIGENCIA EMOCIONAL Y AUTOESTIMA PARA EDUCADORES-AS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR EN MARGINACION E INADAPTACION SOCIAL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: ANIMACION Y ACTIVIDAD FISICA CON PERSONAS MAYORES
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR ESCOLAR EN VIOLENCIA
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: INTERVENCION CON ADOLESCENTES EN RIESGO 
Y CONFLICTO SOCIAL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: MONITOR DE LUDOTECAS
Matricula abierta todo el año.


Curso a distancia: MONITOR DE JUEGOS
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EXPERTO EN EDUCACION DE CALLE
Matricula abierta todo el año.

Curso a distancia: EDUCADOR EN MEDIO ABIERTO – EDUCADOR DE CALLE –
Matricula abierta todo el año.

  Tambien para Latinoamerica
 
 


ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE


 http://www.youtube.com/animacionservicios

ANIMACIÓN, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE – C.I.F. B-36.968.808 – Inscr. Reg. Mercantil de Pontevedra, Tomo 3178, Folio 100, Inscripción 1ª, Hoja PO-39662
 
Ni el Editor ni los autores aceptarán responsabilidades por las pérdidas ocasionadas a las personas naturales o jurídicas que actúen o dejen de actuar como resultado de alguna información contenida en esta publicación. No está permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, ni su tratamiento informático, ni la transmisión por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia u otros métodos, con fines lucrativos, sin el permiso previo y por escrito del Editor.

© 2008. ANIMACIÓN, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
A %d blogueros les gusta esto: