TECNICAS DE RELAJACION

Las técnicas de relajación son procedimientos cuyo objetivo principal es enseñar a la persona a controlar su propio nivel de activación fisiológica. Se utilizan en cualquier persona que quiera disminuir la activación y en la clínica como un procedimiento, bien único y específico, o bien como un componente más dentro de un paquete de tratamiento. Los antecedentes más claros de estas técnicas se encuentran en la hipnosis, el yoga y la meditación.

Relajación muscular progresiva

Es una técnica desarrollada por Jacobson en 1929. Están dirigidas a conseguir niveles profundos de relajación muscular. Se basa en la premisa de que la respuesta del organismo a la ansiedad provoca pensamientos y conductas que a su vez producen tensión muscular. Esta tensión fisiológica aumenta la sensación subjetiva de ansiedad que experimenta la persona. Posee tres características o supuestos básicos:
 
· El principio de la vivencia de contrastes: Supone que si la persona vive fuertemente la tensión muscular podrá discernir mejor la relajación. De ahí que las instrucciones se refieran primero a tensión muscular y luego a relajación.

· Progresiva: La persona aprende a relajar una tras otro los distintos grupos de músculos de su cuerpo y por otro lado se relaja cada vez más a medida que vaya practicando y repitiendo los ejercicios.

· Diferencial: La persona aprende a controlar el nivel de tensión de cada uno de los distintos grupos musculares, de esta forma puede modificar la tensión de su organismo de forma general o de forma específica.

Variantes:

· Relajación diferencial: Es una de las más utilizadas. Con este procedimiento se aprende a tensar solo aquellos músculos relacionados con una determinada actividad y a mantener relajados aquellos que no son necesarios. El objetivo es poder llegar a realizar la mayoría de las actividades con un mínimo nivel de tensión y que la persona aprenda a relajarse en situaciones cotidianas.

· Relajación condicionada: Consiste en asociar la relajación a una palabra que la persona se dice a sí mismo. Una vez que la persona está completamente relajada se le instruye para que centre su atención en su respiración y para que se repita mentalmente la palabra que prefiera en cada espiración.

· Relajación Pasiva: Sólo se utilizan ejercicios de relajación de los grupos musculares, sin necesidad de tensarlos antes.

La relajación autógena de Schultz

Consiste en una serie de frases elaboradas para inducir en el sujeto estados de relajación a través de autosugestiones. Ejemplos: Sensación de pesadez y calor en las extremidades, regulación de los latidos del corazón, sensación de tranquilidad y autoconfianza, concentración pasiva en la respiración…

 

A %d blogueros les gusta esto: