Curso a distancia: EXPERTO EN EDUCACION DE CALLE

«Noelia hablaba con los chavales sobre las palizas que le daba su padre con el cinturón, llegando incluso a enseñarles la espalda para mostrar las secuelas. Ella, siempre tan callada y reservada, un día se fugó. Nadie parecía saber a dónde había ido, el caso es que después de dos días de búsqueda infructuosa por la policía seguía sin dar señales de vida. Entre los amigos había un absoluto mutismo, salvo las referencias que hacían a los malos tratos que había recibido.

Después de un día de mucha tensión, con la presencia de la policía, padres y familiares, un Educador hizo las oportunas averiguaciones, consiguiendo al fin encontrarla en una casa abandonada a altas horas de la noche. En su mano tenía una maleta, mientras lloraba y tiritaba de frío. Rogaba que no la entregasen a sus padres…».

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: