Educador Hospitalario. Pedagogia Hospitalaria

Educador Hospitalario. Pedagogia Hospitalaria

Con niños menores de siete u ocho años resulta muy apropiado realizar un juego para inducir la relajación. Un método alternativo para estas edades es el denominado robot-muñeco de trapo (robot-ragdoll), de Kendall y Braswell (1986), que consiste en actuar primero como un robot (rígido, tenso y andando sin doblar las extremidades), y después como un muñeco de trapo (flexible, relajado y flácido). El grado de relajación se evalúa levantando el brazo del niño y dejándolo caer. También se puede utilizar el procedimiento para relajar niños pequeños o con necesidades especiales propuesto por Cautela y Groden (1978).

En algunos casos se enseña estas habilidades en casa los días previos al ingreso, mientras que en otros se aprende el día antes de la hospitalización. No existen estudios que investiguen la influencia del momento de aplicación en la eficacia de estas técnicas.

Por otro lado, la hipnosis se emplea con pacientes pediátricos sometidos a tratamientos médicos dolorosos, como aspiraciones de la médula ósea a niños con cáncer y curas a niños que han sufrido quemaduras…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: