Curso Educador con Inmigrantes

FUNCIONES DEL EDUCADOR

Las tareas del educador varían en función de múltiples variables. Siguiendo a MUGICA (1991) y recopilando funciones que describen otros autores, las principales del educador podrían ser:

– Informativa, de asesoramiento, orientadora y de soporte a individuos, grupos, familias…: concretamente, cuando se trata de informar a población inmigrante, el educador debe conocer todos los recursos que existen de atención a este colectivo para poder transmitir la información de una manera lo más veraz posible. Sobre todo, cuando la persona inmigrante acaba de llegar al país de acogida, es cuando más necesita de un profesional que le pueda indicar donde dirigirse y proporcionarle un asesoramiento y orientación adecuada que le sea útil en su lanzamiento a una nueva vida en el lugar de acogida (informarle quién le puede asesorar jurídicamente, dónde están las asociaciones de inmigrantes, los lugares donde se imparten cursos de español, etc.).

– Observar contextos, actitudes, comportamientos y detectar a sujetos y/o grupos que están en situación de riesgo: como ya se ha dicho en unidades anteriores, la prevención debe ser una tarea a tener siempre en cuenta, y, por lo tanto, si queremos llevarla a cabo debemos partir de la observación de lo que rodea al educador, del contexto de intervención y de una parte previa a la propia intervención con el inmigrante que es conocer su comportamiento y detectar necesidades futuras que abordar.

– Realizar una intervención educativa o reeducativa (en algunos casos), estimulando recursos de todo tipo: como el propio nombre del educador indica, una de sus principales funciones es la de educar. Se trata de utilizar su metodología de trabajo para proporcionar a la persona o al grupo un aprendizaje en las áreas en las que tenga limitaciones o carencias. También hablamos de reeducación porque muchos de los colectivos con los que interviene el educador ya han pasado por todas las etapas de su proceso de socialización y hay que volver a educarle en aquellos aspectos que no han sido adquiridos de una manera saludable.

– Implicar a los contextos sociales: esta labor es importante porque los contextos sociales que envuelven al sujeto o grupo en el proceso educativo deben participar para que se produzca una retroalimentación que implique a todas las partes en las respuestas a las necesidades y problemas que plantean. Esta función va relacionada con la de dinamización. Es el educador uno de los profesionales que debe generar en el contexto una participación común por parte de todos, para tratar que las acciones no tengan efectos en una sola dirección.

– Coordinar: como ya se ha comentado en el punto anterior, la coordinación en el trabajo es un elemento clave a tener en cuenta. El educador debe coordinarse con otros profesionales, bien porque ya conozcan al usuario en una intervención anterior o bien porque se tenga que realizar un trabajo conjunto. Esta coordinación también hará ver a la persona con la que trabajamos que actuamos conjuntamente para poder responder de una manera más eficaz a sus demandas.

– Mediar entre educandos e instituciones: es decir, el educador tiene que servir de puente para el entendimiento entre la persona con la que interviene y las instituciones. De esta manera, se previene la generación de choques culturales entre la población inmigrante con la que trabajamos y las instituciones que utilizan, y de las que forman parte.

– Posibilitar alternativas: el educador debe tratar de ofrecer alternativas para la resolución de conflictos, o para prevenirlos cuando considere necesario. No se trata de que sepa buscar soluciones mágicas, sino que posibilite el desarrollo de otras vías de resolución basadas en la generación del diálogo y de la convivencia intercultural, como principal objetivo.

– De animación y de dinamización de grupos y colectivos: el educador debe tratar de utilizar la animación como instrumento para motivar y ejercer la participación en la comunidad. Debe partir de la necesidad de una adecuada articulación de la sociedad para que todos los agentes implicados intervengan en un desarrollo común.

– Organizadora, de planificación, programación, desarrollo y evaluación de su intervención: la labor del educador no sólo consta de un trabajo de calle o directo con el inmigrante, sino que también tiene que organizar cómo va a ser su forma de intervenir. Para ello, debe diseñar una planificación en la que explique qué proyecto llevará a cabo, su metodología, etc. Otra parte importante de su trabajo, relacionada con ésta, es la de evaluar el trabajo que desarrolló antes, durante y, sobre todo, después de su intervención. No debemos olvidar que seguramente trabajemos para una entidad pública o privada que esté sujeta a algún tipo de subvención y que debamos justificar de una manera adecuada y profesional nuestro trabajo diario.

La profesión de Educador/a con Inmigrantes está en construcción y, en la práctica, los que más reconocen la profesión serán el propio interesado, los familiares y los usuarios; por lo que se puede concluir que cuanto más cercana es la audiencia se da mayor reconocimiento del trabajo de los educadores.


Imagen Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL INTERCULTURAL (Educador/a con Inmigrantes)
Duración: 200 horas.
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación obtenida.

OBJETIVOS GENERALES DEL CURSO:

Objetivos generales que pretendemos conseguir con el desarrollo de este Curso:

– Facilitar el conocimiento sobre los distintos tipos y corrientes migratorias, así como sus causas, con el fin de tomar conciencia de ese mundo diferente y actuar de forma responsable ante esa realidad.
-Observar y conocer la evolución que ha tenido la inmigración a lo largo de la Historia.
– Potenciar la diversidad cultural y el descubrimiento de otros valores culturales.
-Conocer los rasgos principales que envuelven a los colectivos de población inmigrante en España: características sociodemográficas, prácticas culturales y categorías de vida.
-Facilitar al alumno unos conocimientos básicos que le ayuden en su práctica profesional.
-Conocer la mediación social intercultural como metodología de intervención con población inmigrante.
-Aproximarnos al significado de la Convivencia Intercultural.
-Conocer las habilidades y funciones del Educador/a, así como la metodología de intervención en situaciones de conflicto en los diferentes ámbitos de actuación.
-Conocer el marco institucional en materia de inmigración.
– Aprender a afrontar los conflictos de forma positiva.

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso

Solicitar mas informacion

A %d blogueros les gusta esto: