Ludotecas. El juego. Desarrollo cognitivo

El área cognitiva hace referencia a cómo el niño va tomando conciencia de sí mismo y de su entorno, como entidades separadas. A medida que se desarrolla, sus relaciones con los objetos o las personas que le rodean se van haciendo más complejas. Por ello, el objetivo principal de esta área es que el niño elabore estrategias cognitivas que le permitan adaptarse a los problemas con los que se va encontrando en los primeros años.

El psicólogo suizo Jean Piaget describió el concepto de objeto permanente como una de las adquisiciones cognitivas más importantes en el desarrollo de los niños. En un principio, el bebé considera que sólo existe lo que él ve o percibe en ese momento. Poco a poco, y a medida que se hace consciente de que él es algo diferente y separado de su madre y del resto de su entorno, va tomando conciencia también de que los objetos o las personas existen aunque en ese momento no las esté percibiendo.

El motivo de incluir aquí el juego es que probablemente sea el factor más importante en el desarrollo cognitivo del niño, ya que sus principales experiencias de aprendizaje se consiguen durante el mismo.
El juego cognoscitivo es aquél que nos revela el desarrollo mental de los niños. Este tipo de juego evoluciona según el niño avanza en su desarrollo cognitivo. El pequeño progresa a partir del juego repetitivo que consiste en movimientos musculares simples (rodar una pelota). De ahí pasa al juego constructivo (construir una torre de bloques), más adelante ya puede realizar el llamado juego simbólico (jugar a la maestra, a la mamá, al doctor, etc.), para después pasar al juego formal con reglas (damas chinas, etc.).

En el desarrollo cognitivo el juego crea y desarrolla estructuras mentales, promoviendo la creatividad:

–    Los juegos manipulativos son un instrumento de desarrollo del pensamiento.
–    El juego es una fuente de aprendizaje que crea zonas de desarrollo potencial.
–    La actividad lúdica estimula la atención y la memoria.
–    El juego simbólico o de representación fomenta el descentramiento cognitivo.
–    El juego origina y desarrolla la imaginación y la creatividad.
–    El juego estimula la discriminación fantasía-realidad, y el pensamiento científico y matemático.
–    El juego es comunicación y facilita el desarrollo del lenguaje coherente.
–    La ficción que conlleva el juego es una vía de desarrollo del pensamiento abstracto.

Curso a distancia toda España: MONITOR DE LUDOTECAS

Matricula abierta

A %d blogueros les gusta esto: