ORGASMO

La fase del orgasmo supone, tanto en el hombre como en la mujer, la liberación de la tensión sexual que se produjo durante la fase anterior de excitación. Esta liberación se produce por una serie de contracciones reflejas, sobre todo de los músculos que rodean a los genitales.

La intensidad del orgasmo varía, en función de múltiples circunstancias, de unas personas a otras y en una misma persona, según cada situación, cada momento o experiencia.

CAMBIOS QUE SE PRODUCEN EN LA MUJER
Desde el punto de vista fisiológico, el orgasmo, consiste en una serie de contracciones rítmicas de los músculos que rodean la vagina, la plataforma orgásmica (tercio externo de la vagina), el útero y el ano.

Otros cambios son: aumento del rubor sexual, su intensidad parece estar relacionada con la vivencia subjetiva que cada uno tiene respecto al orgasmo, contracciones musculares involuntarias que producen espasmos, mayor aumento del ritmo cardíaco, del ritmo respiratorio, que también variará según la intensidad de la experiencia orgásmica y aumento de la presión arterial.

Sobre el orgasmo femenino, parece haber diversas opiniones. Algunos autores, afirman que para que se produzca es necesaria la estimulación del clítoris, pues aunque haya estimulación vaginal, en última instancia el orgasmo se produce porque el clítoris es estimulado directa o indirectamente. Otros autores, dicen que existen dos tipos de orgasmos claramente diferenciados, el que se produce por estimulación del clítoris y el vaginal, diciendo incluso, que el vaginal es mejor.

Masters y Johnson, dicen que la reacción orgásmica es la misma y que se llega a ella a través de la estimulación del clítoris, ya sea a través de una relación con penetración, o de otras formas de estimulación…

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: