Educacion sexual. Afectos

Los afectos rigen la mayoría de nuestras interacciones con los demás. Afectos que son muy variados y que van desde el simple deseo o atracción al amor, y dentro del amor existen varios tipos, casi tantos como diferentes relaciones hay. Estos modelos se basan en la combinación de tres ingredientes: intimidad, pasión y compromiso.

Nos planteamos la necesidad de los afectos en nuestras relaciones sexuales o mejor dicho en nuestras interacciones como seres sexuados. Este planteamiento podría resumirse en las frases: «sexo con amor», «amor sin sexo» o «sexo sin amor», como algunas de las variantes que podemos encontrar. Hay parejas que no entienden las relaciones erótico-sexuales si no van unidas a los afectos, esos sentimientos, necesidades y capacidades afectivas. Durante décadas, incluso siglos, la variante legítima era la del «sexo con amor», es decir, sexo entendido como la expresión erótica de nuestra sexualidad en el marco de una relación amorosa y más aún, una relación matrimonial. Aunque contradictoriamente, muchas de esas relaciones matrimoniales eran arregladas de antemano, sin tener en cuenta los afectos que sentían los implicados, prácticamente unos desconocidos. Este hecho se daba sobre todo en la sociedad occidental y era fruto de la doctrina cristiana y sus valores, donde las relaciones que no tuviesen lugar dentro del matrimonio eran ilícitas y amorales.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: