Orientacion Familiar

Los contextos no terapéuticos y sus recursos insustituibles

Muchos usuarios que no se arriesgarían nunca en el contexto terapéutico formulan igualmente un pedido de ayuda. La madre de Sarina, por ejemplo, muy difícilmente hubiera solicitado una psicoterapia pero, de todos modos, se dirigió al consultorio para pedir un consejo educativo.

La familia socialmente atípica jamás se acercará a los Servicios Sociales para que la ayuden a cambiar, aunque pueda estar sumida en una situación de sufrimiento de la que no ve salida posible; sin embargo solicita un subsidio al asistente social. Y aunque un usuario potencial no pida ningún tipo de ayuda, eso no significa que no esté en condiciones de recibirla si un organismo que se hace cargo de él institucionalmente pide esa ayuda.

Señalemos que, en parte, también podemos definir las reglas del contexto que estos usuarios establecen en su relación con nosotros. No estamos obligados a seguir pasivamente las reglas normalizadas del contexto asistencial entendido en su peor significado, según las cuales frente a la solicitud de un aporte económico se termina limitándose a pedir información referente al volumen de ingresos del usuario para verificar si cumple o no con los requisitos estipulados para justificar un gasto rutinario.

Sabemos que pedir una terapia es el último paso de un juego. Pedir un subsidio ¿no es también un movimiento?. Por qué el hecho de dirigirse a la Seguridad Social es el último movimiento de un juego si no creemos que el subsidio pueda resolver el derrumbe y la decadencia de un usuario o de una familia. Nuestra primera tarea es pues interpretar el sentido de este paso.

Si estamos realmente convencidos de que sólo en los contextos no terapéuticos es posible afrontar determinados problemas de los usuarios y tratar de darles una respuesta, debemos hacer un análisis exhaustivo y serio de las herramientas disponibles en esos contextos.

 

Intervenciones en contextos no terapéuticos

Estas intervenciones muestran como los contextos no terapéuticos pueden abarcar problemáticas de diverso tipo, y también muestran como los servicios públicos son la vía más recurrida por las familias para solicitar ayuda. La realidad es que muy pocas familias de las llamadas problemáticas o multiproblemáticas se pueden permitir acudir a terapia por todas las condiciones que ésta exige. Lo que sí puede suceder es que los Servicios Sociales, si no cuentan en su servicio con un equipo terapéutico, deriven a un contexto terapéutico los casos que requieran una intervención de ese tipo.

Más información en:

«Enseñar a los docentes: un cambio operado gracias al contexto pedagógico», por E. Manfredini, G. Soavi y O. Vianello (pág. 35-53).
«La asistencia social a los ancianos. ¿Es posible superar un enfoque burocrático y/o médico?», por G. Battistini (pág.53-73).
«La inserción de los toxicómanos en la comunidad», por P. Serra (pág. 73-87).
«El contexto evaluativo: el certificado de incapacidad como preparación del cambio en las relaciones familiares», por E Manfredini, G. Soavi y O. Vianello (pág. 87-103).
«El asesoramiento a los colegas: el problema de construir una interacción cooperativa», por A. Lucchi (pág. 103-121).
«El consultor familiar entre asesoramiento y terapia» por G. Battistini, C. Falaschi y A. Ricepriti (pág.121-137).
«Más allá del contrato terapéutico: como ayudar al paciente psiquiátrico antisocial», por P. Serra (pág.137-159).
«El contexto de control como posibilidad de cambio en una familia en crisis», por G. Soavi y O. Vianello (pág.159-183).

imagen cursos educadores familiares
imagen cursos educacion familiar

 

 

Sigueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: