Publicaciones de la categoría: curso educador familiar

Educador Familiar: malos tratos

ACTUACIÓN DEL/LA EDUCADOR/A FAMILIAR ANTE UN CASO DE MALOS TRATOS

Suponemos aquí que el educador es persona de confianza de la víctima y ésta requiere su consejo y/o actuación tras haber sufrido una agresión.

– En primer lugar ha de acompañarse al agredido a un centro de asistencia médica (ambulatorio, urgencias, médico forense…) a fin de ser reconocido; si hubo agresión sexual es de vital importancia que el reconocimiento se produzca cuanto antes y que la persona afectada acuda con la misma ropa que llevaba puesta al sufrir la agresión. Ha de desaconsejarse el aseo personal previo al reconocimiento ya que pueden destruirse pruebas.

– Los profesionales sanitarios elaborarán un informe sanitario sobre las lesiones físicas y/o psíquicas. Es conveniente, y así habrá de insistirse a estos profesionales si fuese necesario, que el informe recoja con la mayor exactitud posible la totalidad de las lesiones causadas por lo que debe leerse cuando se entregue y solicitar la inclusión de las que no consten. Los Centros hospitalarios tienen la obligación de enviar una copia de este informe al Juzgado de Guardia. Más adelante podremos saber cuál fue el Juzgado de Guardia preguntándolo en las propias instalaciones judiciales o en el Colegio de Abogados.

– Tanto si hubo lesiones como si no, se presentará una denuncia ante la Policía y/o Juzgado de Guardia. Acompañar, si lo hay, una copia del informe médico. Solicitar el reconocimiento, si no lo hubo ya, del médico forense. Preguntar si existe un Servicio de Asistencia Letrada especializado (en algunas ciudades de España se ha puesto en marcha un turno de oficio específicamente dedicado a las víctimas de la violencia doméstica), un Servicio de Atención a las Víctimas de Agresiones y, en su caso, solicitar su intervención. Si hubo testigos de la agresión, dejar constancia en la denuncia de sus datos. Pedir el reguardo de haber presentado la denuncia.

– Instar con carácter urgente las medidas preventivas que procedan (prisión preventiva, protección policial…).

 

2ª FASE:

– Si se teme por la seguridad personal de la víctima o sus hijos hay que saber que puede dejarse la vivienda sin perjuicio para los agredidos ya que no se considera abandono de hogar siempre que antes de 30 días se presente demanda de separación, solicitud de medidas provisionales o medidas provisionalísimas.

– Si es necesario, hay que acudir a las instituciones de asistencia social locales o autonómicas y solicitar las ayudas que existan (plaza en casas de acogida, ayudas económicas, visitas al domicilio, servicios de atención psicológica…)

– Si no se tiene ya, solicitar asistencia letrada. En caso de falta de recursos económicos, acudir al Colegio de Abogados y pedir uno del turno de oficio.

– Iniciar, en su caso, el procedimiento de separación; solicitar en el juzgado de lo civil la adopción de las medidas provisionalísimas que sean necesarias (privación de la patria de potestad, adjudicación de la vivienda, pensión por alimentos y/o compensatoria).

imagen cursos educadores familiares

 

Sigueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger
Anuncios

Educador Familiar: normas

Estructuración normativa familiar

La obediencia (uno de los dos criterios tradicionalmente considerado como eficaz) frecuentemente ha sido valorada como la expresión de una adecuada educación en la infancia, ya que se consideraba que el cumplimiento de la norma indicaba su aceptación.También seguro que recordamos u observamos que los niños pueden obedecer la norma por dos razones (Rodrigo y Palacios, 1998):

– Porque desea evitar castigos y conflictos o recibir una recompensa. Cuando es así la norma se cumple en apariencia. La norma proviene de «fuera» ya que son otras personas como son los padres o los profesores quienes motivan a los niños hacia su aceptación. ¿Qué ocurre cuando las figuras de autoridad no están presentes para decir si está bien o mal lo que se ha hecho o como se ha actuado?. En estos casos, la norma casi siempre pierde su vigencia.

– Porque asume la norma como propia. El niñ@ acepta realmente la norma y esto es así porque la ha interiorizado y la motivación para cumplirla proviene de él mismo. Aunque los padres no esten presentes la norma seguirá vigente.

La teoría de Hoffman (1970a) afirma que las prácticas inductivas, al fomentar la reflexión en el niñ@, propician una adecuada interiorización de las normas parentales. Según Hoffman (1970b), los razonamientos contribuyen a clarificar la postura de los padres, y así se facilita su comprensión. Aunque como especificamos con antelación, dicha postura debe estar a la altura del nivel de comprensión de los hijos.

Gracias a esta nueva valoración, que parte de la comprensión e interpretación de los hijos de los mensajes parentales, se ha comenzado a cuestionar que la obediencia de la norma seguida de su interiorización sea el único criterio válido de eficacia de dichos mensajes en todas las edades.

La conclusión a la que se ha llegado, entorno a esta cuestión, muestra como no es muy congruente no reconocer el papel activo de los hijos en la construcción de mensajes parentales, y que éstos sólo los acaten. Partiendo de esta aclaración, se han considerado como prácticas parentales eficaces aquellas que permiten a los hijos exponer sus puntos de vista, a la vez que tratan de entender la de los padres. En este sentido, no estamos hablando de otra cosa que de comprensión mutua entre padres e hijos. El criterio a seguir por los padres sería entonces lograr el mayor grado de negociación con sus hijos, ya que esto facilitará un mejor y mayor comocimiento mutuo. Cuando existe un buen conocimiento, y éste lleva a una mejor comprensión, también se está favoreciendo el surgimiento de una cooperación recíproca entre padres e hijos; y esto es así, debido a que las conductas de los padres se van haciendo cada vez más predecibles para los hijos (aspecto que con el criterio anterior no se lograba). Este hecho potencia extraordinariamente el desarrollo cognitivo y socioemocional de los hijos, por ello es importante que el/la Educador/a Familiar oriente a las familias hacia la adquisición/mantenimiento de estos criterios, en sus prácticas parentales, es decir, en todas aquellas innumerables situaciones y tareas de la vida diaria.

El/la Educador/a Familiar se puede encontrar con padres con escasos conocimientos y recursos para poner en práctica estos criterios tan fundamentales para el bienestar familiar y de sus hijos. El Educador/a puede a través de su formación, mostrar y guiar a los padres hacia la consecución de dichos criterios. A las numerosas preguntas que se pueden hacer los padres sobre como potenciar el conocimiento y la comprensión mutua, así como también la cooperación recíproca (a medida que no sólo los hijos van creciendo sino ellos también). El profesional, adecuando la infomación a cada familia, les puede hacer llegar los siguientes mensajes educativos-evolutivos:

– Hasta los cinco años, un cierto nivel de comprensión de las intenciones y emociones de los padres, junto con la formación de vínculos de apego, sienta las primeras bases que permiten a los hijos acercarse hacia el mundo con confianza y explorarlo activamente. Según Kochanska (1995), el apego seguro parece tener un papel muy importante en la interiorización temprana de las normas en los niños pequeños, creando unas primeras bases para el juego cooperativo y recíproco. Esta cooperación está esencialmente basada en la heterorregulación, debido a la natural asimetría de competencias entre padres e hijos.

– Entre los 6 y 10 años, el nivel de comprensión de las intenciones, emociones y cogniciones de los padres permite comenzar a entender algunos de sus puntos de vista sobre las cosas. La dialéctica y la negociación, entre padres e hijos, son los medios más eficaces para profundizar en el conocimiento mutuo. Según Maccoby (1984), la comprensión mutua es más determinante de la calidad de la educación después de lo 6 ó 7 años que antes de esa edad. Gracias a estos avances en la comprensión mutua, se puede llegar a una co-regulación de las conductas del niñ@, de forma que los padres retienen el control y la supervisión, pero dejan que el niñ@ ejerza gradualmente su capacidad de responsabilidad y de autonomía. Rodrigo, Janssens y Ceballos (1997), encontraron que los niños que «leían» con mejor precisión los mensajes de sus madres (un indicio asociado a un mayor conocimiento mutuo) son los que en una tarea cooperativa con éstas mostraban más autonomía, confianza e iniciativa en sus acciones.

– A partir de los 11 años, la capacidad de comprensión de los hijos de las intenciones, emociones y cogniciones de los padres así como lo progresos en sus dotes negociadoras, permiten avances definitivos en el conocimiento mutuo. Por ello, los hijos están en condiciones de tener expectativas certeras sobre las posibles reacciones de los padres en situaciones concretas. Ello promueve una transición gradual en los adolescentes hacia mayores cotas de responsabilidad en la realización de actividades y tareas, lo que implica la autorregulación de su comportamiento.

El/la Educador/a Familiar también ha de mostrar el camino de cómo hacer sus prácticas educativas más eficaces. En este sentido, el/la Educador/a, debe poner gran énfasis en la importancia de la flexibilidad a la hora de aplicar las estrategias y pautas educativas. Los padres deben saber y ser conscientes de que no existen «recetas educativas» infalibles para todos lo casos. Lo primordial en la educación es saber aplicar de modo flexible distintas estrategias educativas, de acuerdo con ciertos condicionantes como son la edad, el estilo de comportamiento, o la situación particular en la que se aplica la estrategia educativa.

Podemos profundizar un poco más en alguno de estos condicionantes (Rodrigo y Palacios, 1998). Por ejemplo, con respecto a la edad de los hijos, son muchos lo padres que tienen dificultades para adaptar sus estrategias de acuerdo con la madurez psicológica de sus hijos, aspecto éste que debe aprender a superar. Como hemos visto en los tres apartados precedentes, el niñ@, a medida que crece, va alcanzando mayores logros cognitivos, sus emociones van madurando y sus intenciones varían también respecto al periodo anterior. De ahí que sea fundamental dejar claro que los procedimientos que pueden resultar eficaces a los 5 años, no son igualmente válidos cuando tienen 10, y mucho menos cuando tienen 15.

¿Cómo podemos ayudar a lo padres ante tal dificultad?. El/la Educador/a Familiar ha de indicar a los padres que es necesario, sobre todo durante la etapa infantil, que establezcan límites por que de esta forma podrán hacer comprender a sus hijos «hasta donde pueden llegar». Por otra parte, los mensajes de control que envien a sus hijos deben ser fácilmente traducibles a acciones concretas (p.ej.: no tires papeles; haz los deberes), de esta forma resultan comprensibles para el niñ@. Esto se traduce en una mayor estabilidad psicológica para éstos, ya que comprenden lo que sus padres esperan de ellos, y además son capaces de preveer sus reacciones.

Durante la adolescencia, actuar como se ha venido haciendo desde la infancia puede ser peligroso; y es en muchas ocasiones lo que origina que los jóvenes adolescentes se orienten más hacia sus iguales, poniendo en entredicho la validez de las normas parentales.

¿Cómo han de actuar los padres durante este periodo evolutivo?. Lo más recomendable es que las prácticas parentales estén basadas en la comunicación, la argumentación y explicación de la norma y en el fomento de la empatía o la reparación del daño. Según la teoría de Hoffman, estas prácticas motivan una buena interiorización de las normas. Además la mayor capacidad cognitiva de los adolescentes permite que entiendan perfectamente estos mensajes más cognitivos, a pesar de su mayor grado de abstracción.

En definitiva, la elección de mensajes más conductuales, basados en el cumplimiento de normas, o más cognitivos, basados en la comunicación, argumentación y perspectivismos, debe estar orientada por el momento evolutivo de la persona a la que vayan dirigidos.

imagen cursos educadores familiares
imagen cursos educacion familiar

 

 

Sigueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

Orientacion Familiar

Los contextos no terapéuticos y sus recursos insustituibles

Muchos usuarios que no se arriesgarían nunca en el contexto terapéutico formulan igualmente un pedido de ayuda. La madre de Sarina, por ejemplo, muy difícilmente hubiera solicitado una psicoterapia pero, de todos modos, se dirigió al consultorio para pedir un consejo educativo.

La familia socialmente atípica jamás se acercará a los Servicios Sociales para que la ayuden a cambiar, aunque pueda estar sumida en una situación de sufrimiento de la que no ve salida posible; sin embargo solicita un subsidio al asistente social. Y aunque un usuario potencial no pida ningún tipo de ayuda, eso no significa que no esté en condiciones de recibirla si un organismo que se hace cargo de él institucionalmente pide esa ayuda.

Señalemos que, en parte, también podemos definir las reglas del contexto que estos usuarios establecen en su relación con nosotros. No estamos obligados a seguir pasivamente las reglas normalizadas del contexto asistencial entendido en su peor significado, según las cuales frente a la solicitud de un aporte económico se termina limitándose a pedir información referente al volumen de ingresos del usuario para verificar si cumple o no con los requisitos estipulados para justificar un gasto rutinario.

Sabemos que pedir una terapia es el último paso de un juego. Pedir un subsidio ¿no es también un movimiento?. Por qué el hecho de dirigirse a la Seguridad Social es el último movimiento de un juego si no creemos que el subsidio pueda resolver el derrumbe y la decadencia de un usuario o de una familia. Nuestra primera tarea es pues interpretar el sentido de este paso.

Si estamos realmente convencidos de que sólo en los contextos no terapéuticos es posible afrontar determinados problemas de los usuarios y tratar de darles una respuesta, debemos hacer un análisis exhaustivo y serio de las herramientas disponibles en esos contextos.

 

Intervenciones en contextos no terapéuticos

Estas intervenciones muestran como los contextos no terapéuticos pueden abarcar problemáticas de diverso tipo, y también muestran como los servicios públicos son la vía más recurrida por las familias para solicitar ayuda. La realidad es que muy pocas familias de las llamadas problemáticas o multiproblemáticas se pueden permitir acudir a terapia por todas las condiciones que ésta exige. Lo que sí puede suceder es que los Servicios Sociales, si no cuentan en su servicio con un equipo terapéutico, deriven a un contexto terapéutico los casos que requieran una intervención de ese tipo.

Más información en:

«Enseñar a los docentes: un cambio operado gracias al contexto pedagógico», por E. Manfredini, G. Soavi y O. Vianello (pág. 35-53).
«La asistencia social a los ancianos. ¿Es posible superar un enfoque burocrático y/o médico?», por G. Battistini (pág.53-73).
«La inserción de los toxicómanos en la comunidad», por P. Serra (pág. 73-87).
«El contexto evaluativo: el certificado de incapacidad como preparación del cambio en las relaciones familiares», por E Manfredini, G. Soavi y O. Vianello (pág. 87-103).
«El asesoramiento a los colegas: el problema de construir una interacción cooperativa», por A. Lucchi (pág. 103-121).
«El consultor familiar entre asesoramiento y terapia» por G. Battistini, C. Falaschi y A. Ricepriti (pág.121-137).
«Más allá del contrato terapéutico: como ayudar al paciente psiquiátrico antisocial», por P. Serra (pág.137-159).
«El contexto de control como posibilidad de cambio en una familia en crisis», por G. Soavi y O. Vianello (pág.159-183).

imagen cursos educadores familiares
imagen cursos educacion familiar

 

 

Sigueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

 

Educador Familiar

La expansión de la Educación Familiar tiene su origen en causas de variada procedencia, y no todas ellas relacionadas con la Pedagogía. La eclosión de la educación familiar viene determinada por factores tales como: el cambio originado entorno al concepto de familia; la influencia del contexto social, económico, cultural; las nuevas políticas sociales; la democracia y el Estado de Bienestar; el divorcio y las separaciones; las nuevas formas de convivencia; la natalidad; las relaciones intergeneracionales; las problemáticas familiares; etc.

También habría que destacar como causas que motivaron la necesidad de una Educación Familiar: que tanto el sistema familiar como el sistema educativo, sobre todo el formal, sufrieron una pérdida de confianza en su función educadora debido principalmente a dos cambios: el cambio en el concepto de familia y el cambio en el concepto de educación.

Con respecto a la educación, ésta pasa a ser concebida como «un proceso de mejora de la persona que sobrepasa los límites del periodo escolar, llegando incluso a cuestionarse el monopolio de tal institución sobre la educación. La educación es concebida como una característica de la existencia humana» (Petrus, 1997:10).

La Educación Familiar se entendería como un conjunto de estrategias e intervenciones socioeducativas en el medio familiar.

La Educación Familiar es una intervención socioeducativa. Una intervención, en función de las dificultades que presente cada núcleo familiar; y en función de unos determinados mandatos institucionales. Es algo así como una ciencia de la intervención frente a las problemáticas familiares. Es una didáctica de lo familiar.

Esta visión puede ser criticada de reduccionista de la Educación Familiar, y sería cierto si tan sólo se tuviera como referente la acción y mejora de situaciones sociales concretas (casi siempre problemáticas), sin interrogarse acerca de las consecuencias que de una determinada intervención pueden derivarse. Esto viene a reivindicar que toda intervención tiene que estar acompañada por una continua revisión y reflexión, tanto de nuestros actos como de nuestra forma de pensar, de nuestras actitudes, emociones… en definitiva, no contemplar asépticamente todo lo que conlleva el proceso de intervención familiar y sus resultados.

La Educación Familiar tiene como centro de atención primario, la familia, y las personas que la conforman. Dichas personas poseen la capacidad de pensar, reflexionar, tomar decisiones, etc., sobre educación y muchos otros aspectos de la vida humana. Si bien es cierto lo que acabamos de decir, también lo es que en muchas ocasiones nuestra forma de pensar, reflexionar, tomar decisiones, etc., está viciada por dogmatismos, comportamientos heredados, opiniones, prejuicios, mitos, tabúes, condicionamientos, etc., que dificultan el crecimiento y la educación de los miembros del sistema familiar. Por otra parte, también hay que tener en cuenta que cada persona se caracteriza por un modo particular de ver, comprender y ejercer la educación; de ahí que se considere fundamental analizar si se trata de una idea aceptable o mejorable de educación. Partimos de una idea de educación: aquella que permite el sano y eficaz desarrollo humano en todas sus facetas y la convivencia, felicidad, disfrute, etc., de los miembros de la familia y de la sociedad en general.

La Filosofía de la Educación Familiar ve la familia y la sociedad desde el prisma del hombre, de la persona. Así, considera que la sociedad constituye el ambiente en el que se desarrollan las personas. El grupo existe únicamente en razón de las necesidades de la persona. La familia es para el hombre el grupo natural, insustituible, dónde éste se desarrolla.

La acción orientadora puede variar dependiendo del enfoque teórico al que se adscriba cada profesional. Por ello, consideramos adecuado ofrecer el enfoque teórico aportado por RIOS GONZALEZ, J. A., prestigioso y reconocido terapeuta familiar. En su «Manual de Orientación y Terapia Familiar» señala lo que debe ser la orientación familiar (apuntes en los que va implícito el concepto de orientación familiar que más tarde desarrollaremos):

1. El proceso de maduración personal dependerá de cómo se planteen y desarrollen las relaciones entre los distintos miembros del sistema familiar.

2. Dichas relaciones, aún teniendo en cuenta las características individuales de cada sujeto, configuran un determinado estilo que explica el modo de progresar hacia la madurez personal y la integración social en sus distintas modalidades.

3. El planteamiento sistémico resalta que todo está relacionado, niegan la validez o cualquier intento de explicar un fenómeno como algo aislado.

4. Esto hace que observemos el comportamiento y el proceso de maduración como el resultado de interacciones y circularidades que tienen lugar en el interior de un sistema. En este caso, en el interior del sistema familiar que se analiza y observa.

5. El planteamiento sistémico no centra la orientación familiar en el seguimiento individual de un sujeto concreto que se presenta al orientador como «problema», sino que va a centrarse en el estudio del «sistema relacional» del que forma parte ese sujeto señalado como conflictivo, difícil o problemático.

6. Consecuentemente, el orientador familiar no sólo ha de conformarse con diagnosticar la situación personal individualizada de un educando, sino que tratará de profundizar en las apariencias que le muestran los padres o profesor@s-educador@s (ya sean «comportamientos anormales», «trastornos de aprendizaje», «dificultades de adaptación», «síntomas de apariencia psicopatológica», «síndromes encuadrados generalmente en la patología», etc… ) tienen como lenguaje cifrado que obedece a un código con el que se transmite un significado comunicacional en el ámbito de ese sistema relacional concreto.

7. El orientador familiar tiene como tarea o función desenmascarar la relación que mantiene a un individuo del sistema familiar como el «conflictivo», el «difícil», el «problemático», etc… Estos síntomas se achacan con frecuencia a los más jóvenes o adolescentes (aunque vale también para conductas adultas). El profesional de la orientación ha de efectuar una nueva descripción de las conductas individuales del sujeto-paciente, en términos de relaciones interpersonales plagadas de comunicaciones simultáneas en diversos niveles.

8. El orientador en cuanto experto debe tener en cuenta que tanto el diagnóstico como el seguimiento o terapia posterior se hagan teniendo en cuenta los elementos relacionales implícitos.

9. La familia, desde esta perspectiva, se mostrará como un terreno en el que tiene lugar determinadas reglas para mantener estilos, introducir cambios o defender posiciones que se estiman inamovibles.

10. Por ello mismo, el orientador familiar, ha de ser un experto en descubrir las reglas del juego sistémico que pone en práctica una familia concreta. La orientación familiar tendrá mucho de estrategia, para actuar sobre tales reglas y modificar la interacción que dificulta el desarrollo personal de sus miembros. Igualmente, deberá conocer las técnicas que facilitan los cambios en la estructura del sistema si es que con ellos se favorece el progreso de cada miembro y del grupo familiar como elemento dinamizante y de maduración (Ríos González, 1994: 31-32).

La Orientación Familiar (O.F) se entiende como la utilización de recursos a través de los cuales apoyar y reforzar la realización de la «tarea educativa y maduradora» de la familia, durante un proceso continuo. También tiene como objetivo fomentar determinadas capacidades (por ejemplo: las relaciones, cómo interactúa la familia, crear vínculos sanos y eficaces) que ayuden a los miembros de la familia de forma individualizada.

 

 

imagen cursos educadores familiares
imagen cursos educacion familiar

 

 

Sigueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

 

Educadores de Familia. Cursos y enlaces

Familias multiproblematicas. Educador Familiar – Cursos educadores …

Este tema se engloba dentro de un marco de acción-reflexión que lucha contra la cronificación y la estigmatización de algunas familias, y no menos importante, para combatir contra la creencia general de que los Servicios Sociales «están para resolver carencias, agujeros, lo que falta…»; de que …

Patologias familiares. Mediacion familiar

Los inconvenientes y ventajas de la familia como institución, su oportunidad y sus disfunciones de la vida social, suelen plantearse con independencia de la normalidad o anomalía de su funcionamiento interno. Ahora bien, hay casos en que la familia, por un mal enfoque de sus funciones y una mala …

Funciones de la familia. Educacion Familiar

Para la Sociología, es un tema determinado e importante porque permite calificar a lafamilia y considerar el valor de ella como institución y, además, juzgar de la oportunidad de su evolución y, según han querido indicar algunos, hasta de su desaparición. Esto último es cuando se constata que la familia …

Intervencion con familias en riesgo de exclusion social – Cursos …

El Educador Familiar trabajará con estas familias las disfunciones nombradas en orden a cambiarlas o al menos hacerlas explícitas y comprensibles, teniendo siempre presente que estamos ante un sistema con unas características de funcionamiento propias y que nuestra tarea es ayudar a que recupere …

Metodologia. Educador Familiar

El papel del/la Educador/a Familiar no será otro que el de mediador; es más, el de creador de situaciones de aprendizaje que parte de la situación de la familia hacia la búsqueda de una realidad más adecuada. El/la Educador/a Familiar debe desafiar y crear situaciones de crisis entre los educandos …
imagen cursos educadores familiares

Duración: 300 horas.
Diploma acreditativo.
DIPLOMA acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificacion
DESTINATARIOS:
Trabajador Social, Pedagogo Social, Educador Familiar, Profesorado, Formador de Formadores, Técnico en Integración Social, Educador Social, Terapeuta, Orientador Educativo,  Sociologo,  Psicopedagogo,…

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso

Solicitar mas informacion

imagen cursos familias en riesgo de exclusion social

Curso a distancia todaq España y latinoamerica:

EDUCADOR/A FAMILIAR:

Intervencion con familias en riesgo de exclusion social

Duración: 700 horas. Diploma acreditativo.
MATRICULA ABIERTA TODO EL AÑO.
DIPLOMA acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificacion

Los alumnos que estén realizando o hayan realizado el curso de Educador Familiar (300 h.),  solamente deben realizar el Módulo 2 y 3. El alumno puede matricularse en los tres módulos a la vez o de uno en uno.

imagen cursos educacion familiar
CURSO a distancia toda España y Latinoamerica:

EXPERTO EN EDUCACION FAMILIAR

Educadores

Educador en Medio Abierto – Educador de Calle

El Educador deberá ser capaz de hacer descubrir al chaval nuevas formas de divertirse, de pasarlo bien, sin necesidad de que jueguen a robar en los coches, a romper cristales, a fumar porros, a perder el tiempo, etc…

Educador Familiar

Ante las reacciones de inseguridad, soledad e inhibición de sus hijos con los demás, algunos padres suelen tomar el control de la situación, intentando resolverles y protegerles de todo aquello que les pueda pasar. También suelen «psicologizar» todas las reacciones del niñ@, buscando el cómo y el por qué de todas ellas, y haciendo demasiado hincapié en sus fracasos sociales.Todo ello incrementa la ansiedad, sumisión, dependencia y los sentimientos de angustia e inseguridad…

 

 

Oferta de formación en educación

 

 

 

 

imagen curso alcoholismo
imagen curso drogodependencias y alcoholismo
imagen curso dinamias de grupos
imagen cursos menores en riesgo

 

iamgen cursos educador hospitalario

 

imagen cursos inteligencia emocional

 

imagen cursos marginacion social

 

imagen cursos violencia escolar

 

imagen cursos monitores de juegos

 

imagen cursos discapacidad intelectual

 

imagen cursos animacion fisica tercera edad

 

imagen cursos intervencion con desfavorecidos

 

 

imagen cursos educador en medio abierto

 

imagen cursos educadores familiares

 

imagen cursos ludotecas

 

imagen cursos educadores de calle

 

imagen cursos educacion familiar

 

imagen cursos experto en ludotecas

 

imagen cursos violencia juvenil

 

imagen cursos familias en riesgo de exclusion social

 

iamgen cursos violencia de genero

 

imagen cursos prevencion de drogodependencias

 

imagen cursos sexualidad para educadores

 

imagen cursos monitores de ludotecas

 

cursos animadores de personas mayores

 

 

cursos psicologia para educadores

 

imagen cursos orientador laboral

 

cursos mediacion intercultural

 

 

imagen cursos integradores, animadores, trabajadores sociales

 

imagen cursos a distancia para educadores
Siguenos en: Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

Cursos educacion, trabajo social, integracion

 

 

Siguenos en: Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

 

 

Cursos para la accion social

Siguenos en:

Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
Siguenos en YouTube
Siguenos en Tumblr
Siguenos en Pinterest
Siguenos en Linkedin
Siguenos en Blogger

Articulos maltrato, pedagogia, alcoholismo, autoestima

imagen curso mediador escolar en violencia
imagen curso prevencion en drogodependencias
imagen Curso Mediador Social en educacion afectivo sexual – Guia Didactica

imagen curso intervencion con adolescentes en riesgo y conflicto social
imagen curso experto en violencia juvenil
imagen animacion servicios educativos y tiempo libre

Animación Serviciso Educativos y Tiempo Libre
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@yahoo.es

http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO – España

Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en BloggerInstagram
A %d blogueros les gusta esto: