Archivos de etiquetas: inadaptados

Curso a distancia Experto en Educacion de Calle

https://www.facebook.com/animacioncursos

Anuncios

Curso Mediador en marginacion e inadaptacion social – Guia Didactica

ADOLESCENTES EN RIESGO:

 Hay que ubicar en el centro de la cuestión la situación de riesgo en la que se encuentra el menor, y no tanto los efectos que produce la misma. El concepto clave será el de situación de riesgo, considerando exclusión, marginación o inadaptación social, como elementos o consecuencias de esta situación.

                Cualquier diagnóstico sobre la situación de un adolescente partirá por lo tanto de la evaluación sobre los elementos que afectan a esta situación de riesgo, y no sobre comportamientos o conductas fortalecidos a partir de ella.

                Los educadores nos habituamos a recibir permanentemente peticiones en forma de problema, y acabamos diagnosticando los efectos como si de las causas mismas se tratara.

                La situación de riesgo es el espacio en el que convergen aquellos factores que suponen vulnerabilidad para el adolescente, y otros factores externos que le excluyen de los vértices básicos de la integración. Dependiendo de la combinación que se establezca entre estos dos grupos de factores, crecerá o disminuirá el riesgo del adolescente de verse introducido en problemáticas sociales que impidan o delimiten su adecuado desarrollo sociopersonal.

            Ciertas características personales y del entorno sociorrelacional próximo ubican al adolescente en una posición de abandono y fragilidad:

 

          Estructura y dinámica familiar: seguridad, hábitos, afectos, organización, referente de valores y normatividad.

          Habilidades personales: posibilidades de comunicación, habilidades sociales, resolución de conflictos y capacidades cognitivas.

          Afectividad: autoestima, relaciones interpersonales, sexualidad, control y expresión de emociones.

          Entorno social: normalización, ámbito de socialización, grupos de iguales, equipamientos y recursos socioculturales.

          Redes de apoyo social: solidaridad primaria y pluralidad de los referentes educativos.

Los déficits en estas dimensiones configuraran el grado de vulnerabilidad al que se ve sometido el adolescente.

Los condicionantes externos al adolescente, que le colocan alejado de los ejes principales de integración de cualquier sistema social son:

          Educación/Formación: el mayor espacio de adquisición de conocimientos, socialización y transmisión cultural.

          Empleo: Elemento básico en la configuración de la identidad personal y de ubicación en la estructura social.

          Ocio y tiempo libre: La etapa adolescentes se caracteriza por el descubrimiento de esta dimensión. Un uso y disfrute apropiado de los tiempos de ocio favorece el equilibrio entre otras dimensiones de la persona.

Cualquier carencia o irregularidad en estos ejes, los convertirá en un factor de exclusión que acabará potenciando la situación de riesgo.

CURSO a distancia toda España y Latinoamerica: INTERVENCION CON COLECTIVOS DESFAVORECIDOS

Duración: 400 horas.

Matrícula abierta todo el año.
3 DIPLOMAS acreditativos.

El curso está dividido en DOS módulos:

Módulo 1: Marginación e Inadaptación Social
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
Diploma
Módulo 2: Dinámica de Grupos
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
Diploma

CURSO a distancia toda España y Latinoamerica: INTERVENCION CON COLECTIVOS DESFAVORECIDOS

Duración: 400 horas.

Matrícula abierta todo el año.
3 DIPLOMAS acreditativos.

El curso está dividido en DOS módulos:

Módulo 1: Marginación e Inadaptación Social
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
Diploma
Módulo 2: Dinámica de Grupos
Duración: 200 horas. Sin tiempo mínimo ni máximo.
Diploma

EL MÉTODO DEL EDUCADOR DE CALLE. PROGRAMACIÓN

Este profesional incide en unas realidades concretas dentro de unos contextos y ámbitos especiales, valiéndose de unos tácticas metodológicas ajustadas a cada caso en particular.

Esas realidades pueden ser:

– Problemas de toxicomanías en jóvenes.
– Exclusión social por razones de raza, economía, cultura…
– Absentismo escolar, dificultad en el acceso a la cultura, delincuencia…

Los contextos de intervención son:

– Calles, parques, esquinas y plazas.
– Salones de juego, bares y lugares de reunión y ocio juvenil.
– Entidades vecinales y juveniles, centros infantiles…

El proceso metodológico se basa en:

– La demanda implícita o explícita de su intervención a instancia de personas, grupos, profesionales, entidades de Servicios Sociales, escuelas, etc.
– La observación normalizada y sistemática para detectar y analizar los problemas.
– Identificación de las necesidades que puedan necesitar de su intervención.
– El diagnóstico de la situación evidenciada. Deberá conocer la población y los niveles culturales, socioeconómicos, laborales, sociales, etc. que corroboren su diagnóstico.
– Los objetivos que se propone para mejorar la situación.
– La elección del método, los niveles de intervención, las estrategias y los recursos precisos adecuados a cada realidad.
– Los criterios para la evaluación (indicadores, tiempos, métodos, recursos).
– La coordinación que debe establecerse con otras entidades, equipos, etc. que incidan en el mismo ámbito.
– La evaluación con el propio equipo de trabajo.

El Educador convierte en objetivos educativos el encargo que le delega la organización para la que opera y lo hace desde un equipo de trabajo en el que se siente integrado, utilizando los medios que tiene a su alcance y optimizando tanto éstos como su propio desarrollo individual, mejorando su competencia en todos los sentidos (capacidades, cualidades, actitudes, responsabilidades, habilidades, eficiencia…).

En este tipo de trabajo social se ha improvisado mucho, dejándose llevar por el activismo en detrimento de la concreción de objetivos y actividades -programación, diseño y planificación-. No es fácil, después de unas décadas de implantación de la educación de calle, de precisar una metodología propia para todos los destinata-rios, pues las realidades y los territorios son diferentes, como lo son a su vez las organizaciones promotoras de los proyectos (Comunidades Autónomas, diputaciones, ayuntamientos, entidades sin ánimo de lucro, sector privado). Por tanto, habrá que tener en cuenta las opciones personales y la perspectiva de la institución inspiradora En cualquier caso sí ha de quedar claro:

– La justificación del programa.
– La finalidad que persigue.
– Las acciones que se llevarán a cabo.

Los márgenes que condicionarán la preparación de proyectos son los siguientes:

– El profesional: Sus aportaciones, aptitudes, filosofía…
– El equipo: Características de los diferentes integrantes, criterios comunes, forma de trabajo…
– La organización: Sus finalidades, métodos propios…
– Aspectos legales: Normas administrativas, estatutos…

Curso a distancia: Experto en Educacion de Calle

Matricula abierta

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as
formacionadistancia@arrakis.es
formacionadistancia@yahoo.es
http://www.animacion.synthasite.com

http://animacioncursos.com

http://pinterest.com/animacioncursos

http://www.facebook.com/animacioncursos
http://www.youtube.com/user/animacionservicios

http://twitter.com/cursosanimacion

EL MÉTODO DEL EDUCADOR DE CALLE. PROGRAMACIÓN

Este profesional incide en unas realidades concretas dentro de unos contextos y ámbitos especiales, valiéndose de unos tácticas metodológicas ajustadas a cada caso en particular.

Esas realidades pueden ser:

– Problemas de toxicomanías en jóvenes.
– Exclusión social por razones de raza, economía, cultura…
– Absentismo escolar, dificultad en el acceso a la cultura, delincuencia…

Los contextos de intervención son:

– Calles, parques, esquinas y plazas.
– Salones de juego, bares y lugares de reunión y ocio juvenil.
– Entidades vecinales y juveniles, centros infantiles…

El proceso metodológico se basa en:

– La demanda implícita o explícita de su intervención a instancia de personas, grupos, profesionales, entidades de Servicios Sociales, escuelas, etc.
– La observación normalizada y sistemática para detectar y analizar los problemas.
– Identificación de las necesidades que puedan necesitar de su intervención.
– El diagnóstico de la situación evidenciada. Deberá conocer la población y los niveles culturales, socioeconómicos, laborales, sociales, etc. que corroboren su diagnóstico.
– Los objetivos que se propone para mejorar la situación.
– La elección del método, los niveles de intervención, las estrategias y los recursos precisos adecuados a cada realidad.
– Los criterios para la evaluación (indicadores, tiempos, métodos, recursos).
– La coordinación que debe establecerse con otras entidades, equipos, etc. que incidan en el mismo ámbito.
– La evaluación con el propio equipo de trabajo.

El Educador convierte en objetivos educativos el encargo que le delega la organización para la que opera y lo hace desde un equipo de trabajo en el que se siente integrado, utilizando los medios que tiene a su alcance y optimizando tanto éstos como su propio desarrollo individual, mejorando su competencia en todos los sentidos (capacidades, cualidades, actitudes, responsabilidades, habilidades, eficiencia…).

En este tipo de trabajo social se ha improvisado mucho, dejándose llevar por el activismo en detrimento de la concreción de objetivos y actividades -programación, diseño y planificación-. No es fácil, después de unas décadas de implantación de la educación de calle, de precisar una metodología propia para todos los destinata-rios, pues las realidades y los territorios son diferentes, como lo son a su vez las organizaciones promotoras de los proyectos (Comunidades Autónomas, diputaciones, ayuntamientos, entidades sin ánimo de lucro, sector privado). Por tanto, habrá que tener en cuenta las opciones personales y la perspectiva de la institución inspiradora En cualquier caso sí ha de quedar claro:

– La justificación del programa.
– La finalidad que persigue.
– Las acciones que se llevarán a cabo.

Los márgenes que condicionarán la preparación de proyectos son los siguientes:

– El profesional: Sus aportaciones, aptitudes, filosofía…
– El equipo: Características de los diferentes integrantes, criterios comunes, forma de trabajo…
– La organización: Sus finalidades, métodos propios…
– Aspectos legales: Normas administrativas, estatutos…

Curso a distancia: Experto en Educacion de Calle

Matricula abierta

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as
formacionadistancia@arrakis.es
formacionadistancia@yahoo.es
http://www.animacion.synthasite.com

http://animacioncursos.com

http://pinterest.com/animacioncursos

http://www.facebook.com/animacioncursos
http://www.youtube.com/user/animacionservicios

http://twitter.com/cursosanimacion

Curso a distancia: Intervencion con adolescentes en riesgo y conflicto social

Duracion: 100 horas
Diploma acreditativo.

Partiendo de la experiencia educativa con jóvenes en riesgo social y de la situación que viven en ambientes familiares desestructurados o en el mundo deteriorado de la calle, se describe a los adolescentes y a sus familias multiproblemáticas, con ejemplos de la interacción educativa entre los educadores y educandos de un Centro de Acogida para adolescentes.

Metodología y buenas prácticas para intervenir sobre este colectivo, con casos prácticos y estrategias de intervención socieducativa.

Curso Mediador en marginacion e inadaptacion social. Guia Didactica

Curso Mediador en marginacion e inadaptacion social. Guia Didactica

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A EN MARGINACION E

INADAPTACION SOCIAL

Duración: 200 horas. Un año para realizarlo, sin tiempo mínimo.

La prevención es un conjunto de esfuerzos (recursos, servicios, programas) que una comunidad pone en marcha para promover la salud de sus miembros y reducir razonablemente la probabilidad de que comprometan su bienestar recurriendo a usos problemáticos de drogas. Son un conjunto de acciones dirigidas a evitar o reducir el consumo de sustancias psicoactivas, a disminuir situaciones de riesgo y limitar los daños asociados al consumo de dichas sustancias.

No es la prevención asunto que competa únicamente a especialistas, sino una responsabilidad compartida por toda la comunidad en su quehacer cotidiano (los padres o tutores, ámbitos educativos, comunidad, etc.). Es necesario favorecer la toma de conciencia de la población en general, así como de grupos específicos, a través de acciones que fortalezcan los factores protectores que previenen el consumo de sustancias adictivas y promueven la creación de ambientes y pautas de vida saludable. Esto implica el desarrollo de programas y acciones de orientación, información, sensibilización, educación y promoción de la salud, dirigidas a disminuir, atenuar o modificar los factores de riesgo, con el propósito de evitar o retardar el inicio del consumo de drogas.

El propósito de la prevención es promover estilos de vida sanos, incompatibles con el consumo de sustancias adictivas, para lograr la salud integral del individuo.

Para realizar las acciones de prevención, es necesario tomar en cuenta la percepción de riesgo del consumo de sustancias en general, la sustancia psicoactiva de uso habitual, las características de los individuos, los patrones de consumo, los problemas asociados, los aspectos culturales y las tradiciones de los distintos grupos sociales.

 

A %d blogueros les gusta esto: