Archivos de etiquetas: sexo

Educacion afectivo-sexual para educadores

Curso a distancia: MEDIADORA/A SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO SEXUAL

 
 
imagen animacion servicios educativos y tiempo libre
ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

Apartado 3049 -36205 VIGO – España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en BloggerInstagram
Anuncios

Curso a distancia toda España y Latinoamerica: Mediador/a en educacion afectivo-sexual

Manual Curso Mediador en educacion afectivo-sexual

Curso Mediador Social en educacion afectivo sexual – Guia Didactica

Educacion sexual. Afectos

Los afectos rigen la mayoría de nuestras interacciones con los demás. Afectos que son muy variados y que van desde el simple deseo o atracción al amor, y dentro del amor existen varios tipos, casi tantos como diferentes relaciones hay. Estos modelos se basan en la combinación de tres ingredientes: intimidad, pasión y compromiso.

Nos planteamos la necesidad de los afectos en nuestras relaciones sexuales o mejor dicho en nuestras interacciones como seres sexuados. Este planteamiento podría resumirse en las frases: «sexo con amor», «amor sin sexo» o «sexo sin amor», como algunas de las variantes que podemos encontrar. Hay parejas que no entienden las relaciones erótico-sexuales si no van unidas a los afectos, esos sentimientos, necesidades y capacidades afectivas. Durante décadas, incluso siglos, la variante legítima era la del «sexo con amor», es decir, sexo entendido como la expresión erótica de nuestra sexualidad en el marco de una relación amorosa y más aún, una relación matrimonial. Aunque contradictoriamente, muchas de esas relaciones matrimoniales eran arregladas de antemano, sin tener en cuenta los afectos que sentían los implicados, prácticamente unos desconocidos. Este hecho se daba sobre todo en la sociedad occidental y era fruto de la doctrina cristiana y sus valores, donde las relaciones que no tuviesen lugar dentro del matrimonio eran ilícitas y amorales.

Curso a distancia: MEDIADOR SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO SEXUAL

La sexualidad ha de ser entendida como el resultado vivencial del proceso de sexuación. Es la realidad sexual humana (el «Hecho Sexual Humano») en cuanto vivida por el sujeto sexuado.

La sexualidad, es por tanto, una dimensión de nosotros/as mismos/as como seres sexuados, que no podemos reducir a la función reproductora, ni a la erótica o conductas sexuales, sino que está presente en nuestras vidas en todo momento, en toda relación que tengamos, sea con cariz sexual o no.

Deseo sexual inhibido en el hombre y en la mujer

El deseo sexual inhibido o hipoactivo, es quizá la dificultad más extendida de todas.

La A.P.A. (American Psychiatric Association), en su clasificación DSM, define el deseo sexual inhibido como:

A. Inhibición persistente y difusa del deseo sexual. Como base para estimar la inhibición, el clínico tiene en cuenta la edad, el sexo, la enunciación subjetiva del individuo en cuanto a la intensidad y frecuencia del deseo sexual, su conocimiento de las normas del comportamiento sexual y el contexto vital del individuo.

En la práctica, rara vez se utiliza este diagnóstico, a menos que la falta de deseo sea fuente de sufrimiento para la persona o su pareja. Suele darse junto a otras dificultades.

B. La perturbación no es causada exclusivamente por factores orgánicos ni es sintomática de otro síndrome clínico psiquiátrico.

Con esto último, queremos decir, que muchas veces la falta de deseo en las relaciones erótico-amatorias, se debe en realidad a factores psicológicos, por ejemplo, depresión, problemas de alcoholismo, estrés, etc, que hacen que tanto la mujer como el hombre no estén psicológicamente predispuestos/as para acceder a una relación erótica, o esta no resulta satisfactoria en caso de realizarla.

Hay ocasiones en las que el deseo sexual inhibido se puede confundir con la falta total de deseo, o aversión, lo que da lugar a la evitación incluso fóbica de todo contacto erótico-sexual.

El diagnóstico se realiza en función de las quejas que la persona o la pareja hacen. Suelen decir que no se sienten motivados/as para llevar a cabo ningún tipo de conducta sexual, ni se sienten receptiva a ella, apenas tienen fantasías de contenido erótico o sexual, y en caso de que accedan a algún contacto, no será satisfactorio para ellos/as, incluso les produce tensión, enojo, angustia…

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO SEXUAL

DIFICULTADES DE LA ERÓTICA

Por dificultades de la erótica entendemos aquellas dificultades o problemas que surgen en la respuesta sexual humana de hombres y mujeres durante las relaciones erótico-sexuales.

Estas dificultades han recibido numerosas denominaciones: problemas, disfunciones, incapacidades, trastornos, etc., pero desde nuestro punto de vista el hecho de hablar en estos términos da una idea de que estas dificultades son complejas de resolver, incluso se llega a pensar que son problemas que la persona tiene y que por tanto son culpa de ellas. Este hecho, genera en la mayoría de las ocasiones una ansiedad, que no hace sino dificultar o impedir su resolución, creando problemas añadidos. Sin embargo, dificultades de la erótica, hace referencia a que son dificultades que aparecen en la interacción sexual, que no tienen que ver con los aspectos de personalidad, ni nada parecido, intentamos así evitar esas denominaciones peyorativas y que no favorecen que la superación de la dificultad.

Si bien es cierto, que estas dificultades pueden deberse a algún problema médico, por eso ante una dificultad de este tipo lo primero que debe hacer es acudir a un/a profesional, quien debe realizar un diagnóstico, descartando una posible causa fisiológica y orgánica, para lo que es necesario, realizar pruebas o derivarle a otros/as profesionales: ginecólogos/as, urólogos/as, etc.

En otros casos, estas dificultades son debidas a factores psicológicos, a falsos mitos o creencias sobre la respuesta sexual humana, por eso la importancia de que se conozcan todos los cambios que se producen en dicha respuesta…

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A SOCIAL ENEDUCACION AFECTIVO-SEXUAL

DIFICULTADES DE LA ERÓTICA

Por dificultades de la erótica entendemos aquellas dificultades o problemas que surgen en la respuesta sexual humana de hombres y mujeres durante las relaciones erótico-sexuales.

Estas dificultades han recibido numerosas denominaciones: problemas, disfunciones, incapacidades, trastornos, etc., pero desde nuestro punto de vista el hecho de hablar en estos términos da una idea de que estas dificultades son complejas de resolver, incluso se llega a pensar que son problemas que la persona tiene y que por tanto son culpa de ellas. Este hecho, genera en la mayoría de las ocasiones una ansiedad, que no hace sino dificultar o impedir su resolución, creando problemas añadidos. Sin embargo, dificultades de la erótica, hace referencia a que son dificultades que aparecen en la interacción sexual, que no tienen que ver con los aspectos de personalidad, ni nada parecido, intentamos así evitar esas denominaciones peyorativas y que no favorecen que la superación de la dificultad.

Si bien es cierto, que estas dificultades pueden deberse a algún problema médico, por eso ante una dificultad de este tipo lo primero que debe hacer es acudir a un/a profesional, quien debe realizar un diagnóstico, descartando una posible causa fisiológica y orgánica, para lo que es necesario, realizar pruebas o derivarle a otros/as profesionales: ginecólogos/as, urólogos/as, etc.

En otros casos, estas dificultades son debidas a factores psicológicos, a falsos mitos o creencias sobre la respuesta sexual humana, por eso la importancia de que se conozcan todos los cambios que se producen en dicha respuesta…

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A SOCIAL ENEDUCACION AFECTIVO-SEXUAL

CAMBIOS QUE SE PRODUCEN EN EL HOMBRE DURANTE EL ORGASMO

Al hablar del orgasmo, tenemos que diferenciar entre la fase de emisión y la de eyaculación, como dos procesos distintos que se pueden dar por separado.

La fase de emisión, se produce por las contracciones de los órganos genitales internos: epidídimo, próstata, conductos deferentes, vesículas seminales, que permiten al semen ascender por estos conductos hasta la uretra. Una vez que comienzan estas contracciones el hombre siente la sensación de inevitabilidad eyaculatoria y ya no puede dar marcha atrás a este proceso, por lo que se produce el eyaculado o expulsión del semen, ayudado por las contracciones de la uretra  y de los músculos que rodean al pene.

Aunque ambos procesos suelen darse de forma conjunta en la mayor parte de los hombres, en realidad tienen que ser distinguidos ya que se pueden dar por separado, teniendo lugar lo que se llama «orgasmos secos», es decir, aquellos orgasmos en los que hay contracciones de los músculos que rodean al pene, pero no se da la fase de eyaculación. Se entiende, entonces el orgasmo, como la experiencia de descarga de la tensión acumulada en las fases anteriores. Pero para que esto sea posible, es necesario ejercer control sobre el proceso de inevitabilidad eyaculatoria. Aunque si bien es cierto, que esto puede traer numerosas ventajas a la pareja, al hombre le permite disfrutar de una capacidad multiorgásmica, pues al no haber eyaculado no hay un período refractario (resolución) tan amplio, y por tanto le permite adaptarse al ritmo de la mujer…

Otros cambios que tiene lugar en esta fase son: la contracción del esfínter del tercio externo del ano. Se produce también un aumento del rubor sexual, contracciones de otros músculos corporales, sin que haya un control voluntario de los mismos, aumento de la tasa respiratoria, de la tasa cardíaca y de la presión sanguínea.

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL

ORGASMO

La fase del orgasmo supone, tanto en el hombre como en la mujer, la liberación de la tensión sexual que se produjo durante la fase anterior de excitación. Esta liberación se produce por una serie de contracciones reflejas, sobre todo de los músculos que rodean a los genitales.

La intensidad del orgasmo varía, en función de múltiples circunstancias, de unas personas a otras y en una misma persona, según cada situación, cada momento o experiencia.

CAMBIOS QUE SE PRODUCEN EN LA MUJER
Desde el punto de vista fisiológico, el orgasmo, consiste en una serie de contracciones rítmicas de los músculos que rodean la vagina, la plataforma orgásmica (tercio externo de la vagina), el útero y el ano.

Otros cambios son: aumento del rubor sexual, su intensidad parece estar relacionada con la vivencia subjetiva que cada uno tiene respecto al orgasmo, contracciones musculares involuntarias que producen espasmos, mayor aumento del ritmo cardíaco, del ritmo respiratorio, que también variará según la intensidad de la experiencia orgásmica y aumento de la presión arterial.

Sobre el orgasmo femenino, parece haber diversas opiniones. Algunos autores, afirman que para que se produzca es necesaria la estimulación del clítoris, pues aunque haya estimulación vaginal, en última instancia el orgasmo se produce porque el clítoris es estimulado directa o indirectamente. Otros autores, dicen que existen dos tipos de orgasmos claramente diferenciados, el que se produce por estimulación del clítoris y el vaginal, diciendo incluso, que el vaginal es mejor.

Masters y Johnson, dicen que la reacción orgásmica es la misma y que se llega a ella a través de la estimulación del clítoris, ya sea a través de una relación con penetración, o de otras formas de estimulación…

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A SOCIAL EN EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL

A %d blogueros les gusta esto: